COPE

Los Rolling Stones hacen vibrar a Madrid en su 60 aniversario

The Rolling Stones reavivaban la llama de 53.000 personas ansiosas de rescatar la energía que desprende el rock de toda la vida

Los Rolling Stones hacen vibrar a Madrid en su 60 aniversario

Madrid

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 07:06

Tantos años de espera han tenido esa recompensa que todos anhelábamos, la magia de un estadio lleno nos ha devuelto la esperanza de un tiempo que era ya casi un recuerdo, pero The Rolling Stones reavivaban la llama de 53.000 personas ansiosas de rescatar la energía que desprende el rock de toda la vida.

Siempre está la duda de si este será su último show, pero, una y otra vez, vuelven con la potencia necesaria para hacer vibrar a un Wanda Metropolitano que no consigue sacar el mejor sonido del mundo, pero que nos recuerda cuánto necesitamos este calor británico. En esta ocasión, los Stones, dados a mostrar escenarios deslumbrantes, optaron por demostrar, en este 60 aniversario, que hay que hacer más caso a la música y menos a la parafernalia que la rodea. Así vimos una puesta en escena que no llamaba la atención, la silueta de su logotipo enmarcando a una banda destinada a hacer historia cada vez que pisan suelo español.

El primer homenaje no se hizo esperar y, antes de que los Stones se subieran a las tablas, las pantallas mostraban imágenes de un Charlie Watts que nos dejaba hace menos de un año, pero que perdurará para siempre en el imaginario colectivo de la banda; para él fue la primera ovación con el público.

Los primeros acordes de “Street Fighting Man” encendían la mecha y siguieron con el ánimo en todo lo alto gracias a “19th Nervous Breakdown”, prueba irrefutable de que la complicidad de la banda no se perderá nunca, pasen seis décadas o doce, y, aunque la base rítmica no sea la originaria, dejaron momentos sublimes; tras este tema, Jagger se arrancó con el castellano recordando a su compañero: “es el primer tour en Europa sin Charlie, le echamos mucho de menos”.

Por primera vez sonaba en un concierto de los Stones “Out of Time”, un tema de 1966 que funcionó como un reloj, un medio tiempo que dejó unos coros de leyenda. Llegaba el momento de relajación, aunque solo por unos compases, cuando Jagger cogía la acústica para brindarnos su “You Can’t Always Get What You Want”, que ganó enteros cuando el Hammond nos rompía el corazón. Ronnie se atrevió a saltar a la pasarela para lucirse y el público también aprovechó su momento coreando el estribillo con el bombo como único acompañamiento.

Nada mejor que un funky como “Miss You” para devolver a Jagger a escena, pero aquí hay que hacer un alto para fijarse en que Darryl Jones no es un bajista cualquiera, que tiene lo más deseado de los músicos: la técnica, el gusto y el groove necesarios para mover con ellos solos a un estadio que sabe derrochar palmas cuando hay que hacerlo, la atmósfera que creó no es fácil de imaginar, por muchos decibelios que pongas al equipo.

Parece mentira que haya aún gente que ponga en duda que The Rolling Stones son una de las mejores bandas que se pueden ver hoy en día en directo. Quién sabe si volveremos a ver en España a The Rolling Stones, pero los viejos rockeros mueren con las botas puestas, y, por lo visto hoy, 60 años no son nada para los Stones.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo