Boletín

El 8x8 Dragón: el músculo de la futura Brigada 2035

Las primeras unidades podrían estar listas a finales de 2021

Audio

 

Manuel Ángel Gómez
@manuiza64

Jefe de Internacional de COPE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 08:08

“El Ejército de Tierra lleva mucho tiempo necesitando disponer de un vehículo de combate moderno que le proporcione superioridad en el enfrentamiento”, dice el coronel Jesús Marco Vila. En el Palacio de Buenavista tienen claro que ese vehículo debe ser el 8x8 Dragón, que irá sustituyendo a los TOA M113, los BMR y los RG-31. “Desde hace 10 ó 15 años se ha observado una carencia fundamental, y es la escasa protección que estos vehículos proporcionaban ante la amenaza de medios explosivos improvisados -los famosos IED- o los lanzagranadas -conocidos como RPG-, cada vez más frecuentes en los escenarios donde las Fuerzas Armadas españolas despliegan”, explica el coronel Marco Vila, jefe de la Sección de Enlace y Apoyo a Programas de la Dirección de Adquisiciones del Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra.

Las primeras unidades del Dragón podrían estar listas en algo más de dos años, a finales de 2021. “La firma del contrato está prevista para noviembre”, cuenta el coronel, y recuerda que “el Consejo de Ministros aprobó el 14 de diciembre el techo de gasto necesario para la adquisición de la primera fase, que consiste en 348 vehículos de combate por un importe de 2.100 millones de euros”. Después vendría “una segunda etapa con 385 vehículos adicionales, y una tercera con 285”. Serían -en total- cerca de un millar de 8x8 Dragón, pero -eso sí- siempre dependiendo “del escenario financiero”.

Vehículos de combate del Ejército de Tierra

 

Según el coronel Jesús Marco, el Dragón será “un vehículo polivalente, versátil, con una arquitectura abierta, modular, por tanto con una elevada capacidad de crecimiento”, su equipamiento dispondrá de “medios avanzados de conciencia situacional y de comunicaciones”, y su protección “responderá a estándares de la OTAN muy exigentes”. Contará con diferente armamento “dependiendo de las diversas versiones; desde un cañón de 30 milímetros -en torres tripuladas o no-, a lanzadores de misiles contracarros, o estaciones remotas con ametralladores de 12,70”. Y la configuración del vehículo influirá en el número de militares que lo manejarán y lo ocuparán, “en su caso más numeroso -que es el vehículo de infantería- sería operado por un jefe de vehículo, un conductor, un tirador-operador de torre y un pelotón de ocho infantes”, señala.

Para desarrollar este 8x8 “se ha establecido la fabricación de cinco demostradores con cinco configuraciones diferentes, que albergan a su vez cinco programas tecnológicos” afirma el coronel, quien adelanta que esperan que “después del verano sea el turno de la evaluación operativa del Ejército de Tierra”. La fabricación de los demostradores se ha encargado a una UTE (Unión Temporal de Empresas) formada por firmas predominantemente españolas como General Dynamics-Santa Bárbara e INDRA. El coronel Marco Vila cree que “el Dragón está llamado a ser el elemento vertebrador, el músculo de la futura Brigada 2035”.

Lo más