Profesiones con futuro: Personal shopper o asesor de imagen

Esta semana en COPE te hablamos de una de las profesiones más “chic” y glamourosas y con mucho más de lo que parece

Paco Delgado
@Delgado_LPaco

Redactor de COPE y director de 'Hollywood Land'

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 04 nov 2019

Volvemos a las andadas en Profesiones con Futuro y a traerte una profesión en la que quizás nunca habías pensado, pero que supone una gran oportunidad de demostrar tu buen gusto para la moda, pero también para sacar a relucir la mejor cara de la gente: personal shopper. Aunque las profesionales con las que hemos hablado esta semana insisten en que ese es el término con el que mayoritariamente se le conoce, pero en realidad de se trata de un asesor de imagen.

A QUÉ SE DEDICA

Un personal shopper es mucho más que compra ropa para otros. Según asegura Rosa Ávalos, asesora de imagen desde hace más de 10 años, primero se hace una entrevista con el cliente, seguida de una búsqueda de necesidades y objetivos. Luego se procede a un estudio de la imagen, conocer los defectos para corregir, detallando especificaciones de peluquería y, ahora sí, de ropa. Otros, como Emilia de Havilland, explica que realiza un dossier personalizado con varios apartados: accesorios, cómo llevar el vello facial, colores e iluminación que mejor la van al cliente...

FORMACIÓN

“Es esencial que alguien que se quiera dedicar a la asesoría de imagen pase por un curso de formación”, explica Ávalos, profesora ella misma de uno de estos cursos, e incide en que sería ideal “realizar primero unas prácticas”. Por su parte, la dueña de EDH Personal Shopper explica que ella se formó hace 5 a través de, tanto un máster de Personal Shopper como un título MBA en el centro IEB Business School.

Audio

 

CUÁNTO SE GANA DE PERSONAL SHOPPER

Mientras alguien que se dedique a asesorar la imagen de un cliente puede cobrar desde 40 hasta 90 euros a la hora, se trata de una profesión en la que las estaciones y las temporadas de ropa juegan un papel crucial. “En Navidad o en el cambio de estaciones se puede llegar a cobrar 5.000 euros al mes de media”, explica Rosa Ávalos, dueña de un negocio de personal shopper en Barcelona. “Lo más importante es el boca a boca y que tus propios clientes lo recomienden a otros familiares, compañeros de trabajo o amigos, para que le regalen sesiones”, explica De Havilland.

Lo más