El Gobierno destinará 600 millones a convenios para zonas en transición energética justa

El Gobierno destinará 600 millones a convenios para zonas en transición energética justa

Europa Press

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 16:58

ArcelorMittal propone potenciar su centro de I+D+i de Avilés para innovar en eficiencia energética

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha anunciado este lunes en Oviedo que su departamento destinará unos 600 millones de euros para desarrollar convenios que impulsen la actividad económica en zonas en transición, asegurando que Asturias tendrá un "peso particularmente importante" y se dividirá en tres áreas o comarcas de actuación.

Según ha explicado Ribera a los medios en un receso del encuentro, los convenios permitirán movilizar recursos que el Estado está asignando a la Transición Justa en España y que, a través de diferentes fondos, prevén unos 600 millones de euros, superando así la primera estimación que fue de 250 millones.

La firma definitiva de los convenios, que se analizarán junto a las administraciones locales y autonómicas, así como con los agentes sociales, está prevista entre los meses de mayo y septiembre de 2020.

Para avanzar en la concreción de las actuaciones, está prevista una próxima reunión a finales de octubre y se calcula que en las próximas semanas se formalice un protocolo de actuación entre las administraciones implicadas.

La ministra ha concretado que el suroccidente asturiano y las cuentas mineras serán territorios prioritarios, al igual que aquellos municipios en los que se ubican centrales térmicas.

MUNICIPIOS CON CENTRALES Y ARCELOR

De hecho, dentro de esa partida inicial de 600 millones, el Ministerio ultima una nueva línea de ayudas, con una dotación inicial estimada de hasta 50 millones de euros, dirigida a municipios donde se produzcan cierres de centrales.

Respecto a las asturianas de Soto de la Barca y Lada, la ministra ha asegurado que se está trabajando con las empresas para potenciar la "vocación de inversión en la zona" y ver "qué acompañamiento hacen no solo con los trabajadores sino con el territorio en el que están".

Ribera ha asegurado que "la respuesta ha sido positiva", apuntando a iniciativas relativas a actividades industriales en la zona, sustitución por energías renovables o, como en el caso de Lada, la existencia de "interés específico" para explorar hasta qué punto se puede convertir en referente de "almacenamiento".

También se incluyen propuestas como el Plan de Restauración para explotaciones mineras y los convenios con administraciones locales del Marco 2018-2030, que son unos 70 por el momento, que cuentan con una aportación del Ministerio de 72,5 millones de euros, a los que se suman la línea de Proyectos Empresariales 2019 que ha destinado 4,3 millones de euros. Asimismo, se está desarrollando el plan de formación y recualificación de trabajadores excedentes mineros realizado conjuntamente con el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, y las convocatorias de ayuda a proyectos empresariales del Instituto de Reestructuración de la Minería del Carbón (IRMC).

Por otro lado, el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDEA), está recuperando su papel como agente inversor en proyectos innovadores que favorezcan la transición energética y la identificación de proyectos singulares, y trabajará en las zonas en transición en la búsqueda de proyectos susceptibles de apoyo.

En esa línea, Ribera ha avanzado que ArcelorMittal ha propuesto potenciar su centro de I+D+i de Avilés para innovar en eficiencia energética en los procesos industriales. Una línea de actuación que se está analizando entre la multinacional y IDEA para ver cómo se puede materializar.

PRINCIPADO Y AGENTES SOCIALES.

La reunión de este lunes ha servido para constituir la primera Mesa Regional en todo el país, atendiendo a la singularidad de Asturias por su tradición minera y el peso de la industria electrointensiva en su tejido económico y productivo. No obstante, está previsto que también se constituyan en Castilla y León y en Aragón.

Tras este primer encuentro, el consejero de Industria, Enrique Fernández, ha remarcado el interés de la ministra por conocer de primera mano las preocupaciones y evaluar las oportunidades de generación de empleo y actividad económica que el proceso de cambio puede abrir en Asturias.

El titular de Industria ha defendido la necesidad de que todos los procesos de transición sean "pactados, pautados y justos" para ir sustituyendo actividades tradicionales por nuevas actividades que ofrezca impacto "positivo" en el empleo y el tejido productivo.

Por su parte, el secretario general de CCOO de Asturias, José Manuel Zapico, ha lamentado que la visita de la ministra y esta reunión "llega tarde" por ser Asturias una comunidad "singular" y "extremadamente sensible" en materia energética. Con todo, exige actuaciones concretas como "paralizar el cierre de la termina de Lada y de Tineo" y exigirles un "proyecto viable y real" que mantenga actividad y empleo en la zona. "La transición energética de momento son palabras y vamos a reclamar hechos", ha zanjado.

Además, el secretario general de UGT, Javier Fernández Lanero, ha señalado que habrá que acordar medidas a corto y medio plazo para asegurar que la transición en Asturias sea "justa" con las personas y el territorio.

El presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Belarmino Alonso, ha calificado como "positiva" la constitución de esta comisión mixta para analizar el impacto de la transición en el Principado, ahondando en la singularidad de Asturias que "exige un estudio de impacto territorial personalizado", para el desarrollo de los convenios de transición justa.

Lo más