COPE

Los precios confirman su descenso en abril, pero la cesta de la compra no para de subir

El IPC de abril quedó en el 8,3% de tasa interanual, una décima menos de la cifra adelantada y un 1,5% por debajo del dato del mes de marzo que casi rozó el 10%.

Los precios confirman su descenso en abril, pero la cesta de la compra no para de subir
Marta Ruiz
@MartaRuizBlaz

Jefa de Economía

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 19:00

El IPC de abril quedó en el 8,3% de tasa interanual, una décima menos de la cifra adelantada y un 1,5% por debajo del dato del mes de marzo que casi rozó el 10%. La energía dio un pequeño respiro gracias al impulso de las renovables y medidas como la bonificación de 20 céntimos a los carburantes, pero se confirma que la inflación subyacente, la que excluye alimentos frescos y energía subió hasta el 4,4%, un punto más que en marzo, es su valor más alto desde diciembre de 1995. “Lo más preocupante del dato de abril es el importante repunte de la inflación subyacente que confirma que la subida de precios de la energía se está trasladando de forma intensa al resto de precios de la economía”, señala José Emilio Bosca, Catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Valencia. Y es que el IPC subyacente es el que refleja cuándo la subida de precios deja de ser algo coyuntural, pasajero, para convertirse en un problema estructural.

¿Qué es lo que más sube?

Los alimentos y bebidas no alcohólicas y los hoteles, cafés y restaurantes han seguido empujando con fuerza el índice general con subidas del 10% y de casi el 6% respectivamente. Si vamos al detalle vemos cómo los aceites comestibles se han encarecido un 96,2% o el aceite de oliva un 42,5%. La pasta y harinas un 25% o los huevos un 21,6%. Y poner carne o pescado en nuestra mesa nos cuesta un 10% más. Es significativo también el repunte de los precios de los alojamientos turísticos que han subido un 50% con respecto a abril del 2021.

A pesar de la moderación de los precios de la energía vemos que estos siguen siendo los que más pesan en la subida de la inflación. Aunque se aprecian bajadas mensuales de la electricidad, en un 27%, en la gasolina o el gasoil, en un 9,6% y un 12,5% respectivamente, si comparamos con hace un año estamos pagando un 30% más por la luz y los carburantes.

¿Qué nos espera en los próximos meses?

“Sin ninguna duda el tope del gas tendrá un efecto beneficioso sobre la inflación porque permitirá rebajar sustancialmente la factura de la luz de los consumidores del mercado regulado que son los únicos que computan en el índice”, explica el catedrático José Emilio Boscá que aun así augura una inflación media para este año de entre el 6,5% y el 7% en la línea de los principales analistas que creen que el tope del gas podría rebajar hasta en dos puntos el IPC que aun así seguiría en niveles elevados para ya comenzar a moverse en el entorno del 2% a partir del 2023. Todo esto en un contexto de fuerte incertidumbre marcado por la guerra en Ucrania y los problemas en las cadenas de suministro.

Seguimos perdiendo poder adquisitivo

La fuerte subida del IPC impactará en las cuentas públicas, sólo la revalorización de las pensiones supondrá un sobre coste de unos 12.000 millones de euros. Ese incremento contrasta con los salarios que siguen muy lejos del incremento de los precios. Los sueldos están subiendo a un ritmo del 2,4% frente a un IPC del 8,3% en abril. Ante la falta de acuerdo de los agentes sociales será cada sector e incluso empresa las que negocien en las más de 4.000 mesas de negociación colectiva abiertas. Los expertos piden tomar como referencia la inflación subyacente para evitar una espiral de pecios.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 4

Directo Tiempo de juego - Final de la Europa League

Tiempo de juego - Final de la Europa League

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar
Directo Siente el Carnaval de Cádiz

Siente el Carnaval de Cádiz

Con Rubén López en COPE Cádiz

Escuchar