COPE

Sube la Bolsa pese a que repunta el precio del petróleo y pese a que se ha invertido la curva de tipos

El índice Ibex 35 ha terminado el día en 8.520 puntos, con una mejora del 0,20 por ciento

Sube la Bolsa pese a que repunta el precio del petróleo y pese a que se ha invertido la curva de tipos

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 17:45

La Bolsa ha cerrado con una suave ganancia después de una sesión de constantes altibajos. El índice Ibex 35 ha terminado el día en 8.520 puntos, con una mejora del 0,20 por ciento. Han subido Iberdrola, Telefónica y los bancos. Según datos de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), la exposición de las entidades financieras españolas a Rusia y Ucrania era, al cierre del pasado año, inferior a los 800 millones de euros. Es una cifra muy reducida. Por el contrario, la exposición que mantienen los bancos de Francia, Italia y Austria supera los 20.000 millones de euros “por barba”.

Ganancias además en las farmacéuticas Grifols, PharmaMar, Rovi y Almirall. En negativo Repsol, las acereras y también Inditex, que últimamente no levanta cabeza. La inmobiliaria Merlín Propertíes, que es uno de los miembros del Ibex, ha anunciado el pago de un dividendo extraordinario de 0,67 euros brutos por acción.

La Bolsa de Nueva York se mueve esta tarde entre las ganancias del Nasdaq y la tibieza del Dow Jones y del S&P 500. En Wall Street destaca hoy la subida de un 20 por ciento que consiguen las acciones de Twitter tras conocerse que el presidente de Tesla, Elon Musk, ha comprado un 9,2 por ciento del capital de esta red social. Ha adquirido 73,5 millones de acciones por 2.625 millones de dólares.

Se ha tensado el mercado petrolero. El barril de crudo del Mar del Norte roza esta tarde los 108 dólares, frente a los 103 a los que cotizó el pasado viernes en algunos momentos. También se ha crispado el mercado del gas. Los analistas están preocupados por la posibilidad de que Occidente, en especial Europa, aumente sus sanciones contra Moscú, lo que podría incluir el veto a las materias primas rusas, y, en consecuencia, podría provocar desabastecimiento. El horror que han dejado tras de sí las tropas del Kremlin a su paso por varias ciudades de Ucrania impulsará a Europa, a Estados Unidos y a otros países a endurecer aún más sus medidas para ahogar al régimen de Moscú y a la economía del país. Sólo las reticencias de Alemania (que depende directamente del gas ruso en un elevado porcentaje) han impedido que estas nuevas sanciones a Rusia hayan prosperado. Lo último que se sabe es que Berlín ha expropiado la filial en Alemania de las empresa estatal rusa Gazoprom.

En el mercado de deuda el rendimiento de las obligaciones españolas a diez años ha bajado hasta el 1,46 por ciento, frente al 1,52 del pasado viernes. El “bund” alemán rinde un 0,52 por ciento, mientras los T-Notes de Estados Unidos a diez años ofrecen una rentabilidad del 2,42 por ciento. Por primera vez en más de 15 años se ha invertido la curva de tipos de interés en Estados Unidos. Los bonos a corto plazo ofrecen una rentabilidad superior a los bonos a largo. Es un dislate que genera gran nerviosismo entre los analistas. Lo normal, por lo menos lo habitual, es que los rendimientos sean más elevados según aumenta el plazo de vencimiento de los bonos, lo que dibuja un gráfico con una curva ascendente.

La rentabilidad a dos años (2,44 por ciento) ha superado al diez años. La inversión de la curva o incluso solo su aplanamiento suele considerarse como preludio de una fase de estancamiento de la actividad económica, cuando no directamente de recesión. Los expertos vigilan muy de cerca, especialmente la relación entre las letras a uno y tres meses frente a los bonos a tres y cinco años. Ello se debe a que un giro en esta zona de la curva desincentivaría la actividad de los bancos. Las entidades financieras no tendrían margen para desarrollar su actividad básica, como es financiarse a corto plazo para prestar dinero a medio y largo. Si los bancos se paran, el sistema financiero se para y la economía se para.

El mercado se distorsiona gravemente cuando esa gráfica se aplana y, con mayor motivo, cuando se invierte por completo. Ese mero hecho no provoca una recesión de la actividad económica, pero deja claro que los inversores están preocupados por la evolución futura de la economía. La experiencia señala que cuando se produce esta inversión existe un riesgo elevado de que se produzca una recesión a la vuelta de 18 meses.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Mediodía COPE

Mediodía COPE

Pilar García Muñiz

Escuchar