COPE

Cronología de la influencia de Otegi en Moncloa: el papel que juega Navarra y las imposiciones de Iglesias

Hace unos años, el PSOE insistía en que no establecería diálogo alguno con Bildu

Cronología de la influencia de Otegi en Moncloa: el papel que juega Navarra y las imposiciones de Iglesias

Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 17:25

La intención del PSOE es avanzar cuanto antes en la normalización de las relaciones con Bildu. Un proceso, de hecho, que se ha visto acelerado en los últimos años. Tal y como informa el diario ABC, la necesidad de Sánchez para conseguir apoyos así como las exigencias de Iglesias convirtieron al partido de Otegi en un aliado estructural para la formación de Gobierno.

Ese pacto dejó perplejos a muchos ya que Sánchez insistió de manera reiterada que nunca alcanzaría un acuerdo con Bildu. Durante una entrevista en Navarra TV, lo dijo de un modo vehemente: "Pero si le estoy diciendo que con Bildu no vamos a pactar, si quieres lo digo 5 veces o 20, con Bildu no vamos a pactar. Con Bildu, se lo repito, no vamos a pactar. Si quiere se lo repito otra vez", dijo Sánchez con tono despectivo hacia el presentador.



Para comprender mejor qué tipo de relación mantiene el PSOE con Bildu, debemos remontarnos a 2015. El PSOE cosecha con Sánchez su peor resultado electoral. Mariano Rajoy declina el encargo del Rey para intentar una investidura y el líder socialista asume el reto de sumar con Podemos y Ciudadanos. En ese instante, Sánchez insiste en que no va a reunirse con Bildu aunque sí estaba dispuesto a dialogar con ERC y la antigua Convergència.

PSOE



Finalmente, se produce una repetición electoral el 26 de junio de 2016. Tras una reunión de la Ejecutiva socialista, se vuelve a insistir en el 'no' hacia el partido que encabeza Otegi. "Con el único partido con el que no vamos a entablar diálogo es Bildu".

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Dos años después, en 2018, Sánchez presenta la moción de censura contra Rajoy. El PSOE la saca adelante con únicamente cuatro votos de margen y centran sus energías en llegar a un punto en común con PNV y el independentismo catalán. Bildu queda en un segundo plano aunque se contacta de manera indirecta para conocer su opinión.

El presidente del Gobierno gana las elecciones un 28 de abril de 2019 (aunque lejos de la mayoría). Necesita, por tanto, reeditar su alianza con sus socios de moción y con Podemos. Y la formación continúa con su estrategia de no mirar hacia Bildu. "Creo que simplemente (por) el hecho de que vosotros me estéis insistentemente preguntando si no me voy a reunir ni con Vox ni con Bildu, sabéis perfectamente la respuesta", aseguraba Adriana Lastra ante los medios.

Tras los comicios generales hay elecciones autonómicas en mayo. UPN gana con 20 escaños y el socialismo navarro de Chivite obtiene la segunda posición y pretende conformar una mayoría sin contar con Bildu. Finalmente, Chivite es la presidenta de Navarra gracias a una abstención. La incomodidad que genera Bildu, además, continúa. El discurso permanece y de un modo muy claro. "Con Bildu no se acuerda nada", dijo Sánchez.

Chivite



Llega noviembre de 2019. Se produce una repetición electoral y los presupuestos navarros se encuentran también sobre la mesa. Es en este momento cuando Bildu comienza a ser imprescindible para formar Gobierno. El PSOE vislumbra una mayoría de 167 votos a favor aunque 165 en contra. Las negociaciones con ERC se convierten en el germen de la mesa de diálogo entre Gobierno y Generalitat. Es aquí cuando Bildu, como indicábamos, entra en juego. Con cinco diputados, es fundamental que Otegi y los suyos no se sumen al bloque del no. Bildu optaría por la abstención y los socialistas se reúnen por primera vez con este partido. En este caso, se invita a todos los partidos a una primera ronda de contactos. También a Vox.

Otegi



En los días previos, Chivite también se sentaba con Bildu para sacar los presupuestos navarros.

Meses después, en marzo de 2020, el Ejecutivo de coalición empezaba a dar sus primeros pasos y llegaba la pandemia. Las reuniones con Bildu se sucedían y Pedro Sánchez se reune con la portavoz de Bildu un 17 de marzo de 2020.

Acaba el verano, llega septiembre, y el Gobierno que encabeza Sánchez plantea la posibilidad de sacar los presupuestos con el 'sí' de Cs y PNV para esquivar negociar con Bildu y ERC. Sin embargo, estos planes los torcería Iglesias.

El exvicepresidente fuerza la negociación y exige que se priorice a los socios. Las tensiones empiezan a verse latentes. Ahora, llegamos a finales de 2021 donde Otegi tiene la "sartén por el mango" para aprobar los PGE. Parece que ha pasado mucho desde aquel PSOE que se negaba a entablar conversación con el partido que lidera. El líder de EH Bildu impone la siguiente condición: "Tenemos 200 presos. Y tienen que salir de la cárcel. Y si para eso hay que votar los Presupuestos, los votaremos sin ningún problema. Así de alto y claro os lo decimos".

El juego político continúa.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Noche de Adolfo Arjona

Con Adolfo Arjona

Reproducir
Directo La Noche de Adolfo Arjona

La Noche de Adolfo Arjona

Con Adolfo Arjona

Escuchar