La defensa de los jóvenes afganos acusados falsamente de violación denunciará a las tres hermanas

La Policía recela de la veracidad de la declaración de las chicas por sus contradicciones y porque tenían un seguro de viaje de 50 millones

Audio

 

Lorena Fernández
Twitter

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:44

Melecio Castaño, defensa de los tres jóvenes afganos, confirma en COPE que el próximo lunes pedirá el archivo de la causa abierta contra sus defendidos. Y que a partir de ahí denunciará a estas tres hermanas por acusarles falsamente.

Los hechos se remontan a la pasada Nochevieja. Tres hermanas estadounidenses -de 18, 20 y 23 años y naturales de Ohio- conocen a los chicos afganos en un pub de Murcia. De ahí se van al piso de ellos donde según la denuncia de las chicas ellos las violan. El letrado de los acusados lo niega rotundamente en COPE. Dice que el sexo fue consentido y da varios motivos para ello. 'Después de la supuesta violación se reúnen en otra casa y ellos las acompañan con las maletas a la estación de autobuses. Unas cámaras que ha visionado la Policía acreditan que se despiden cordialmente'. Además están los testimonios de dos testigos. 'En la casa también había una persona que vivía con ellos que estaba acostado, que estaba descansando y que no escuchó absolutamente nada. Bueno, risas y hablar en inglés. Luego también una vecina del edificio que también dice que no escuchó absolutamente nada salvo música y risas. Lo que viene siendo una fiesta de Nochevieja'.

Las chicas denunciaron el primer día del año y 24 horas después abandonaron España. De Alicante volaron a Austria para encontrarse con sus padres y de ahí a Ohio, en EEUU. Tal y como nos cuenta Castaño a los agentes de la Policía les extrañó dos cosas. 'En Viena la Policía austríaca contactó con ellas pero se negaban a colaborar. Solo querían responder o por teléfono o por correo electrónico'. La segunda sospecha llegó cuando descubrieron que habían contratado un seguro de viaje que les abonaría 50 mil euros si sufrían algún tipo de agresión sexual.

Los tres jóvenes afganos de 20, 21 y 25 años están dispuestos a denunciarlas por falsedad. Desde hace quince días están sufriendo un auténtico calvario que les ha llevado a abandonar Murcia capital. 'Están fastidiados y bastante sobrepasados por este asunto porque son chavales que no tienen antecedentes, no han pasado nunca por situaciones de este tipo y aparte son extranjeros, uno reside en Noruega, otro en Dinamarca y no han podido volver. Estuvieron tres días en el calabozo y recibieron amenazas a través de las redes sociales'. Además a pesar de estar ahora en libertad tienen impuestas una serie de medidas cautelares. 'La prohibición de salir de territorio nacional, la retirada de pasaporte y la obligación de presentarse semanalmente ante el juzgado de instrucción'.

Etiquetas

En directo2