Los militares fotografiados en Barcelona podrían ser condenados hasta dos meses de arresto por falta grave

Fuentes consultadas por COPE.es apuntan que si no hubieran consumido una bebida alcohólica, como muestran las fotos de Vilafranca del Penedès, no habría n

Los militares fotografiados podrían ser condenados a entre uno y dos meses de arresto por falta grave

 

José Melero Campos
@ImparablesCope

Redactor y presentador del programa "Imparables Cope".

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 30 sep 2019

“Se les puede caer el pelo.” Así de contundente se ha mostrado un militar en declaraciones a COPE.es después de que se haya hecho viral una fotografía en la que un grupo de soldados en la terraza de un bar, en la localidad barcelonesa de Vilafranca del Penedès, estaban tomando unas cervezas portando sus armas: “El problema es que la combinación del alcohol con las armas está completamente prohibida estando de servicio. Si en lugar de alcohol se hubiera tratado de un refresco o de una bebida no alcohólica, no hubiera tenido importancia.” 

Según fuentes del Ejército consultadas por COPE.es, todo apunta a que se trata de una compañía de legionarios que se encontraban en el Norte de Francia realizando operaciones entre el 15 y el 26 de septiembre y, al regresar a España, realizaron una parada técnica. En cualquier caso, las mismas fuentes consultadas por esta casa nos confirman que no existe justificación posible, ya que la misión no había terminado: “La maniobra de estos militares no concluyó en Francia. Estás de servicio hasta que llegas a tu lugar de destino, te plantas en el cuartel y te deshaces del arma. La maniobra comienza en el momento en el que tomas el arma y termina cuando regresas a tu destino para depositarla. Si no estás de servicio nunca puedes portar el arma.”

En cuanto a las consecuencias que podría acarrearles a los militares que consumían bebida alcohólica, sería una falta que se consideraría como grave: “Puede quedar en un arresto de un mes aproximadamente. Lo normal es que no haya prisión, ya que se consideraría falta muy grave y conllevaría la posible expulsión del cuerpo”, apunta el militar. Además, ha añadido que al primero que se le exigirá nresponsabilidades será al jefe de la cuadrilla: “Es el último responsable, ya que lo ha permitido.”

Según el compendio de normas sobre el régimen del personal militar en La Armada correspondiente al Ministerio de Defensa, “se sancionará como falta leve los actos episódicos de consumo de bebidas alcohólicas durante el servicio o con ocasión del mismo, y como falta grave estos mismos supuestos cuando son en servicio de armas o portando estas.” Este caso se correspondería al segundo supuesto.

Por otro lado las sanciones que pueden imponerse por faltas graves son el arresto de un mes y un día a dos meses en establecimiento disciplinario militar, la pérdida de destino y la baja en el centro docente militar de formación y en otros centros de formación.

Lo más

En directo

El Partidazo de COPE

Con Joseba Larrañaga

Reproducir

El Partidazo de COPE

Con Joseba Larrañaga

Escuchar