COPE

'Papeles de Bono': así cargaba Zapatero contra el PP por homenajear a Miguel Ángel Blanco tras su asesinato

El expresidente del Gobierno, aún como un joven diputado por León, denunció que "el escenario mediático" había sido "fundamental"

Papeles de Bono: así cargaba Zapatero contra el PP por homenajear a Miguel Ángel Blanco tras su asesinato

Madrid

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 15:56

José Bono ha sido definido como lo que popularmente se conoce como un ‘animal político’. Ahora, la publicación a través de la Fundación Pablo Iglesias del archivo documental de su carrera como presidente de Castilla-La Mancha, ministro de Defensa, presidente del Congreso de los Diputados y siempre destacado dirigente socialista promete rescatar algunos de los capítulos más relevantes de las últimas décadas de la historia política y social de España.

“Siempre he tenido el impulso de conservar notas, informes, cartas y fotografías, y ahora, con 71 años recién cumplidos quiero compartir este material”, afirmó Bono al desprenderse de la exclusividad de un total de 19.527 documentos de 117.000 que todavía guarda en su poder. Un compendio de informes, cartas, fotografías y notas que abrazan el relato de quien fuera uno de los personajes políticos en España desde 1983 hasta su jubilación en 2011.

Uno de los protagonistas de estas crónicas es el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, quien le arrebataría el liderazgo del PSOE por nueve votos durante el XXXV Congreso Federal del partido celebrado en julio de 2000. Tres años antes de esa cita, en 1997, año del ocaso del expresidente Felipe González, Zapatero —aún como un joven diputado por León desconocido para la opinión pública— se incorporaba por primera vez a la cúpula de la formación.

Papeles de Bono: así cargaba Zapatero contra el PP por homenajear a Miguel Ángel Blanco tras su asesinato


Gracias a las actas incluidas en los ‘papeles de Bono’, y que reflejan las primeras intervenciones de Zapatero en la sede de Ferraz, hemos conocido el contenido de una de las primeras ejecutivas del nuevo equipo encabezado por Almunia. Era el 21 de julio de 1997, apenas una semana después del asesinato del concejal del Partido Popular de Ermua Miguel Ángel Blanco a manos de la banda terrorista ETA.

En medio de la conmoción nacional que provocó su secuestro y posterior asesinato, la cúpula socialista debatía en aquel verano de hace 25 años sobre la situación creada en la sociedad española.

Un carácter calculador ante “el efecto en la opinión pública”

Durante este encuentro, Almunia hizo una larga introducción ante sus compañeros en la que protegió “la posición que venimos defendiendo en materia antiterrorista” así como su “participación en todas las movilizaciones”. Destacó también que “la Mesa de Ajunia Anea ha tenido el papel protagonista” y aventuró que el PNV lo tendría “difícil después de lo que ha emergido en el País Vasco”. Del mismo modo, Almunia se mostró favorable al “aislamiento” de Herri Batasuna, el brazo político de ETA, después de su negativa a condenar el crimen.

El entonces líder de los socialistas vascos, Ramón Jáuregui, según el acta de aquella reunión, tomó a continuación la palabra para exponer su contrariedad ante el aislamiento de Batusana, algo que “no como solución” al considerar que se había producido “una invasión españolista”. Manuel Chaves, expresidente de la Junta de Andalucía, llegó a poner en duda que la ciudadanía vinculara al entonces alcalde de Ermua, Carlos Totorika, “fuera del PSOE” y expuso que podría ser “del PNV o del PP”. “La gente espera que haya decisiones políticas que den solución al problema”, recalcó.

Tras estas intervenciones, llegaría la de José Luis Rodríguez Zapatero, quien se mostró más preocupado del rédito político que se pudiera desprender del brutal asesinato que de los asuntos meramente políticos.

El expresidente Zapatero marcó su preocupación por “la utilización política que se está haciendo del tema, el efecto en la opinión pública y su utilización sin ningún recato por el PP”, algo para lo que, según reflexionaba el entonces dirigente socialista, “el escenario mediático ha sido fundamental”.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Los ‘papeles de Bono’ replican la contestación a esta cuestión por parte de Jáuregui, temeroso porque la respuesta social al crimen de la banda terrorista “podría desplazar la intención del voto del PNV al PP”. Almunia zanjó el asunto afirmando que “no vamos a actuar con ambigüedad”.

También destaca la intervención de Consuelo Rumí. La que fuera secretaria de Estado de Inmigración y Emigración con José Luis Rodríguez Zapatero y secretaria de Estado de Migraciones en el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en el primer gobierno de Pedro Sánchez, defendió que “el partido (PSOE) dentro del Estado de las Autonomías y desde la profundización autonómica debe defender la idea de España y profundizar en nuestro discurso de cohesión estatal”. Siendo las 15.00 horas se levantó la última reunión de la cúpula socialista antes de las vacaciones de verano del año 1997.

La insistencia de Zapatero durante la primera reunión del nuevo curso político

En la primera reunión del nuevo curso político, el PSOE ya estaba centrado tanto en la celebración del Comité Nacional del PSOE en Galicia fijado para unos días después, el sábado día 6 de septiembre, como en la convocatoria de elecciones autonómicas en esa comunidad fijadas para el 19 de octubre de aquel año.

Zapatero, firme en la intención de ahondar en la presunta politización que había ejecutado el Gobierno ‘popular’ del expresidente José María Aznar sobre el secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco, regresó a Ferraz para romper el curso del comité de aquel 2 de septiembre de 1997.

Durante la reunión, sólo intervino en una ocasión. Las elecciones gallegas no iban con él. Zapatero interpeló al secretario general si la Ejecutiva o el Grupo Parlamentario estaban al tanto de la “iniciativa de RTVE para hacer un homenaje a Miguel Ángel Blanco o de la idea de crear una Fundación con el nombre del concejal del PP” asesinado por ETA. “Interviene también para constatar la descarada utilización política que se está haciendo de este tema”, resalta el documento.

Joaquín Almunia le contestó, indicando que “no conocemos nada de ese tema, solo que se han recibido unas cartas, con entradas para asistir, pidiendo una aportación por entrada”. La cuestión quedaría ahí.

Ocho días después de esta reunión ordinaria de la Ejecutiva del PSOE, el 10 de septiembre de aquel año, se celebró en la plaza de toros monumental de Las Ventas en Madrid el concierto homenaje a Miguel Ángel Blanco. Entre los distintos artistas que intervinieron: el grupo ‘Póker’, en el que el joven tocaba la batería y que soñaban seguir la estela de Héroes del Silencio.

Durante aquel memorable concierto, su instrumento apareció en el escenario con la silla vacía y que ocupó por última vez el 5 de julio de 1997 en Itziar. Un mes antes, Miguel Ángel había sido enterrado con sus baquetas.

Papeles de Bono: así cargaba Zapatero contra el PP por homenajear a Miguel Ángel Blanco tras su asesinato


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar