COPE

Taiwán: el mayor fabricante de microchips tambalea su producción

La isla domina prácticamente el monopolio de semiconductores del mundo con un 54% de cuota de mercado

Audio

María RuizMadrid

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:57

Taiwán se ha convertido en estos últimos días en el foco de la noticia, después del bloqueo de China -con maniobras militares- en respuesta a la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Nancy Pelosi. Y es que la preocupación recae, sobre todo, en el sector de los microchips. En la isla se fabrican uno de cada dos semiconductores del mundo, siendo proveedora de las principales empresas de tecnología y de automóviles, por lo que el aumento de tensión con China puede agravar aún más una crisis que se lleva arrastrando desde la reactivación postpandemia.

La famosa compañía que domina prácticamente el monopolio de los microchips en la isla es Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC). De hecho, son muchos los actores internacionales que temen que se produzca más escasez por el conflicto con China. Sin embargo, el director general de la empresa, Mark Liu, se ha encargado de trasladar serenidad, a todo lo que está sucediendo, en una entrevista emitida por la cadena estadounidense CNN: “Todos perderíamos. Nadie se alzaría con la victoria. Los taiwaneses hemos elegido regirnos por un sistema democrático. Queremos elegir nuestra forma de vida, y creemos que la fabricación de chips es un sector clave en la economía de Taiwán. Aun así, si China llevase a cabo la invasión los semiconductores no serían nuestra principal preocupación. Lo sería el hecho de que este evento destruiría el orden mundial”.

¿Qué puede ocurrir con la fabricación de microchips?

Los analistas aseguran que la producción de semiconductores no se paralizaría, debido a que China también necesita estos componentes. Sin embargo, no descartan que la fabricación se redirija hacia el gigante asiático. Cristian Castillo, experto en logística y tecnología de la Universitat Oberta de Catalunya, ha hablado a COPE sobre lo que desencadenaría esta situación: “Habría que ver hacia dónde se destinan. Evidentemente la sospecha es que se destinen hacia territorio chino. Esto impactaría al resto de países como en este caso sería Estados Unidos o Europa”. De hecho, en Europa ya están planeando abrir su primera fábrica de microchips dentro de cuatro años, concretamente en Francia, para evitar así esta dependencia asiática.

Al ser Taiwán el mayor fabricante de microchips del mundo con un 54% de cuota de mercado de estos componentes, China no estaría dispuesta a perder esta industria estratégica, por lo que si se redirigiera la producción hacia ellos, tendría un impacto directo en la demanda mundial y esto se traduciría en el encarecimiento de los precios: “Desde inicios de la pandemia hasta la actualidad, el sector de los semiconductores está experimentando este desequilibrio con una fuerte demanda en la que encontramos precios en los que antes un microchip podía costar menos de un euro y ahora han llegado a costar hasta 300 euros. Habrá stock, pero muy poco, costará mucho conseguirlo y quien lo consiga lo hará a precios desorbitados”, comenta Cristian Castillo.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Noche

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar