COPE

Línea editorial: "Nostalgia de la URSS"

Para el presidente ruso, el colapso de la URSS, es la mayor catástrofe geopolítica del siglo XX. Esa fijación marca muchos de sus movimientos en el tablero geopolítico

Audio

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 23:30

Hace 31 años se arrió la bandera roja con la hoz y el martillo en el Kremlin. Putin llegó al poder a los ocho años del fin de la URSS. Había sido agente de la KGB, el temible servicio secreto soviético. Para el presidente ruso, el colapso de la URSS, es “la mayor catástrofe geopolítica del siglo XX”. Esa fijación marca muchos de sus movimientos en el tablero geopolítico. De hecho, ha utilizado diferentes fórmulas para presionar a los países de su patio trasero para que se mantengan bajo su órbita. Y ha apoyado el independentismo o los nacionalismos en territorios que eran autonomías en la época soviética.

En este momento, más de un 60% de los rusos lamenta que la URSS haya desaparecido. La dureza de la vida en el país más grande del mundo provoca que una mayoría añore un régimen que acabó con la vida de casi cien millones de personas. El nacionalismo es la respuesta de Putin en un país donde hay muy pocas infraestructuras, donde todavía en las pequeñas ciudades se vive como hace 35 años, y donde muchos en el campo no pueden salir de la miseria.

Haber vivido bajo un régimen totalitario no significa que se rechace de forma automática. Putin es la punta del iceberg de una tendencia que recorre el mundo, también Europa: la nostalgia de un líder fuerte. Hay quien habla del ocaso de la democracia. Quizás sea exagerado. Pero cada vez se hace más evidente que la democracia no son solo un conjunto de procedimientos y de instituciones, la democracia es también una cultura de la libertad y de la igualdad que es necesario educar.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar