Boletín

Prejuicios irracionales

Amancio Ortega ocupa hasta el próximo día 26 de mayo un espacio inaudito en la campaña electoral 

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 05:37

Amancio Ortega ocupa hasta el próximo día 26 de mayo un espacio inaudito en la campaña electoral. No es la primera vez que la Fundación que lleva el nombre del fundador de Inditex dona fondos a la Sanidad Pública española para el diagnóstico y el tratamiento del cáncer. En esta ocasión a Pablo Iglesias le ha faltado tiempo para convertir este asunto en un tema estrella después de que la candidata de Podemos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid arremetiera contra el empresario gallego.

La Sanidad pública española se sostiene con cargo a los Presupuestos Generales del Estado y la asignación de los recursos sanitarios es competencia de los Gobiernos autonómicos. Es el Gobierno de España el que debe evitar la evasión fiscal y perseguir el fraude. Y por supuesto, son los gobiernos los que deben arbitrar mecanismos de fiscalización del gasto para asegurar la debida prestación de los servicios públicos. ¿Significa esto que un empresario no puede, libremente, donar parte de sus beneficios para contribuir al bien común de todos los ciudadanos?

España necesita fomentar una cultura de mecenazgo y responsabilidad social que permita una mayor coordinación entre la sociedad civil y el Estado, que aporte seguridad y transparencia relativa a las donaciones. Pero en este caso estamos ante prejuicios ideológicos e irracionales, y ante acusaciones sin fundamento contra un empresario que merecen algo más que un amplio rechazo social.