• Lunes, 26 de febrero 2024
  • ABC

COPE

¿Vas a darle un hueso a tu perro? Esto es lo que tienes que saber primero

Dentro del imaginario colectivo, los perros y los huesos son prácticamente inseparables. Sin embargo, este concepto que está tan arraigado se ha tornado en un asunto controvertido

¿Vas a darle un hueso a tu perro? Esto es lo que tienes que saber primero

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:41

Dentro del imaginario colectivo, los perros y los huesos son prácticamente inseparables. Siempre se ha pensado que son el alimento favorito del animal, hasta el punto en que se fabrican juguetes y snacks con esta forma. Sin embargo, este concepto que está tan arraigado se ha tornado en un asunto controvertido hoy en día.

El debate sobre si es bueno o malo darle huesos a los perros es algo que no termina de resolverse. Algunos veterinarios desaconsejan que se los demos, mientras que otros defienden sus beneficios, siempre que estos sean proporcionados de forma correcta.

Peligros y riesgos

Lo primero que tenemos que saber es que los huesos cocinados, sean del animal que sean, son perjudiciales para el animal. Esto se debe a que, una vez cocinados, han perdido gran parte de sus propiedades y es mucho más fácil que el can los rompa o astille al morderlo con sus dientes.

¿Vas a darle un hueso a tu perro? Esto es lo que tienes que saber primero

Si el hueso se rompe o se astilla, es posible que los pedazos provoquen heridas en la boca, en el esófago y en los intestinos de nuestra mascota, incluso pueden provocarle asfixia. Puede ocurrir lo mismo con los huesos crudos si no estamos atentos o le damos uno que no sea del tamaño adecuado. Pero, más allá de estos riesgos, otra consecuencia negativa es que pueden causarle estreñimiento y dolor de estómago si se abusa de su consumo para los perros.

Beneficios

Los huesos también pueden ser beneficiosos para nuestros perros si se los damos del tamaño adecuado, dado que son ricos en nutrientes y minerales, como el calcio. También ayudan a reforzar su sistema inmunológico, fortalecen sus dientes y ayudan a eliminar el sarro. Además, son muy buenos para que nuestra mascota libere el estrés y se entretengan.

Cómo darle un hueso de forma correcta a un perro

Si vamos a darle un hueso a nuestro perro, este tiene que ser del tamaño adecuado. Lo mejor es que sean crudos y carnosos (que estén rodeados de carne). También es recomendable que los congelemos antes, para eliminar posibles bacterias. Además, debe ser lo bastante grande como para evitar que el perro se atragante. Lo mejor es que sea del mismo tamaño que la cabeza del perro. Otra cosa a tener en cuenta es que los huesos no sean extremadamente duros, porque pueden dañar la dentadura del can.

Consejos a tener en cuenta

Hay algunos huesos que es mejor evitar por el riesgo de asfixia, como los huesos de pollo. Es mejor optar por los huesos de ternera o de cordero.

¿Vas a darle un hueso a tu perro? Esto es lo que tienes que saber primero

También tenemos que estar atentos a nuestro perro cuado está consumiendo el hueso. Además, es una buena idea que le enseñemos a nuestra mascota a morderlo. Las primeras veces que le demos el hueso, tenemos que sujetar un extremo de este con la mano para evitar que se lo coma entero. Cuando el hueso ya sea lo bastante pequeño como para que se lo trague, tenemos que quitárselo.

Nunca, bajo ningún concepto, podemos darle el hueso a nuestro perro si está en ayunas. Porque el ansia que tendrá por devorarlo será tal que podrá comérselo sin masticar. Si tienes dudas de qué hueso podemos darle a nuestro perro, lo mejor será consultarlo con el veterinario.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar