• Jueves, 22 de febrero 2024
  • ABC

COPE

¿Vas a traer un perro a casa? Esto es lo que tienes que saber para que tu hogar sea seguro

Una lista de consejos para que nuestro hogar sea un lugar seguro para nuestro mejor amigo de cuatro patas

¿Vas a traer un perro a casa? Estos es lo que tienes que saber para que tu hogar sea seguro

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 11:40

Si estás pensando en traer un perro a tu casa, te interesa saber que deberás poner tu casa a punto para la llegada del animal que te hará compañía por varios años. No solo para ahorrarte disgustos, también para evitar que ocurra algún que otro accidente.

Esto no implica solo la comida del can o los paseos, sino que también debes asegurarte de mantenerlo a salvo de peligros que para ti no pueden serlo. Y es que, por raro que parezca, tu casa puede ser para tu perro un verdadero campo de minas, sobre todo si el animal es un cachorro que no está educado y cuya curiosidad no tiene límite.

¿Vas a traer un perro a casa? Estos es lo que tienes que saber para que tu hogar sea seguro

Hay que tener en cuenta que a los perros les gusta olisquear y morder todo lo que encuentran a su paso. Y, si no tenemos cuidado, pueden llevarse a la boca objetos y alimentos que son tóxicos para ellos. Por lo que antes de dejarles correr libremente por casa, primero tendrás que asegurarte de que el terreno sea a prueba de canes.

Productos de limpieza y medicamentos

De la misma forma que no permitirías que los productos de limpieza estén al alcance de un niño pequeño, tienes que hacer lo mismo con tu perro. Dado que los perros, en este aspecto, tienen el mismo peligro que los niños pequeños. Pero sobre todo, hay que tener especial cuidado con los productos de limpieza de casa, medicamentos y cosméticos (cremas y geles) porque son tóxicos para los perros, sobre todo si se los comen. Ocurre lo mismo con los medicamentos, así que es muy buena idea guardarlos en un armario que esté a una buena altura y que esté muy bien cerrado.

Acceso a la comida bajo control

Muchos alimentos que son aptos para consumo humano son tóxicos para los animales, por lo que se trata de una lista muy larga. Así que no está de más saber qué alimentos puedes darle a tu mascota y cuáles no.

Objetos personales y ropa a buen recaudo

Un cachorro no diferencia sus juguetes de las deportivas favoritas de su dueño. Por lo que, si no quieres que te destroce la ropa, complementos, zapatos y demás objetos personales, ponlos en un lugar en donde no alcance tu mascota, como mínimo, el tiempo que tardes en adiestrarlo para que sepa que es lo que no puede morder.

Plantas

Al igual que los alimentos, también hay plantas que son venenosas para los perros. Un ejemplo de esto son la flor de pascua y las hortensias, entre otras. Por lo que, si tienes plantas en casa, es una buena idea que revises si alguna es venenosa para tu perro y, si tienes alguna, deberás de reubicarla o retirarla de casa.

Ojo con los cables

Si nos ponemos a pensar, los cables son largos, blandos, de colores llamativos y muy apetecibles para morderlos si eres un cachorro curioso. Por lo que es mejor que los mantengas en zonas altas o a las que tu perro no pueda llegar. En caso de que no puedas hacer esto, la mejor alternativa que puedes hacer es dejarlos cubiertos para que el animal no los vea.

Puertas o barreras para que no se escape al garaje

Esta es una opción más que recomendable si vives en una casa que tiene garaje. Imagina que un día sales en coche y, nada más arrancar, te das cuenta de que tu perro está debajo del coche. Por lo que si quieres evitarte un disgusto, y una posible desgracia, es más que recomendable que pongas una barrera o puerta de metal (preferiblemente que tenga un pestillo o cierre a prueba de perros) para que el animal no se cuele en el garaje.

Mallas para que no se cuele por los agujeros de las puertas de las barandillas

Si tu perro es un cachorro muy pequeño y los agujeros de las puertas de tu jardín o de las barandillas de las escaleras son muy grandes, tienes todas las papeletas de que adquiera la costumbre de meterse por estos. Al principio esto no es un problema. Pero, a medida que crezca, esto se volverá un inconveniente, porque cuanto más grande sea el perro, más difícil que quepa por el agujero de la puerta. Lo que llevará a que un día encontremos nuestra mascota atascada en la puerta o la barandilla porque ya no puede pasar por el agujero. Si quieres evitar esto, lo mejor que puedes hacer es instalar una malla para que no se cuele entre los barrotes que hacen el agujero de la puerta o de la barandilla.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar