COPE

Newsletters
Registrarme

7 de cada 10 españoles hacemos dietas sin supervisión: ¿Qué riesgos puede tener para nuestra salud?

El consejo de los expertos consultados por COPE es claro: si crees que tienes problemas con cualquier alimento, acude a un especialista

Audio

Ana Palacios
  • item no encontrado

Redactora de informativos

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 00:06

La dieta sin lactosa es el régimen más seguido por la población española. 7 de cada 10 españoles la siguen sin una prescripción por parte de un especialista. Solo 2 de cada 10 personas tienen intolerancia a la lactosa, según la Academia Española de Nutrición y Dietética.

Las dietas de exclusión no supervisadas por profesionales sanitarios capacitados en nutrición y dietética implican riesgos para la salud mayores o menores en función del tipo de producto y de la etapa vital en la que estemos.

Las dietas no tan saludables

Según el último informe presentado por la Fundación MAPFRE y la Academia Española de Nutrición y Dietética “Tendencia de exclusión alimentaria en la población española”: son las mujeres quienes tienden a seguir más este tipo de dietas.

Hasta un 40 por ciento de la sociedad reconoce, en el informe, que la decisión de excluir esos alimentos ha sido autoprescrita. En el caso de tener algún problema de salud, solo el 32 por ciento ha acudido a un médico de familia o general. Además, muchos de los encuestados admiten que lo han hecho por la influencia de la familia o los medios de comunicación.

El consejo de los expertos consultados por COPE es claro, si crees que tienes problemas con cualquier alimento, acude a un especialista. Todo lo demás, todas las promesas de salud como el gluten es veneno o la lactosa te inflama, son simplemente mensajes catastróficos, y no reales.

El aceite de palma, las grasas saturadas, los aditivos, las bebidas edulcoradas y azucaradas, azúcares añadidos, y en general las galletas, bollería y dulces, son los alimentos y nutrientes considerados menos saludables por los españoles. Los perciben como nocivos y, por tanto, los evitan el 70 por ciento de los consumidores a pesar de ser todos ingredientes o productos autorizados por la Autoridad Europea en Seguridad Alimentaria (EFSA).

Aunque su consumo excesivo impacta muy negativamente en la salud y es un claro riesgo para el sobrepeso y la obesidad, Dany Faccio, dietista asociada a la Asociación Nacional de Dietistas (ASNADI) y especialista en patologías relacionadas con el gluten y patologías digestivas asegura que: “no habría que clasificar los alimentos entre buenos y malos, la comida no tiene valor moral; pero es verdad que la evidencia científica dice que hay sustancias que no tienen consumo minino seguro, el alcohol es uno de ellos: cuanto menos mejor”.

¿Qué implicaciones puede tener para nuestra salud?

Depende de que dieta. Hay dietas deficitarias, dietas que pueden enmascarar diagnósticos de patologías o sintomologías digestivas o dietas que nos pueden provocar un riesgo en la salud mental.

Según Faccio deberíamos tener una educación alimentaria desde pequeños. Pero también saber acudir a los expertos que son los que nos van a estudiar de forma individualizada, “por supuesto es recomendable acudir a un profesional, pero ahora mismo es un privilegio al no pertenecer a la Seguridad Social”.

En muchas ocasiones nos dejamos llevar por el marketing y lademonización de los alimentos y de los compuestos de muchos alimentos. Lo que es absolutamente fundamental es no aceptar consejos de influencers, actrices o modelos: “no conocen nada de nuestra vida y no pueden darnos un consejo individualizado”.

Es un patrón bastante común, cuando un alimento o una sustancia, creemos que no nos sienta bien, la erradicamos de nuestra alimentación. Al mejorar dejamos de buscar el origen real de esa patología. Los expertos alertan que en muchas ocasiones estamos ocultando un problema. El 70 por ciento de los celiacos no saben que lo son.

La restricción de alimentos también puede tener impacto en la salud mental. A juicio de Faccio: “hacer dieta en sí ya es un factor de riesgo para desarrollar un trastorno en la conducta alimentaria”.

Según la dietista: “no es malo para una persona comerse un donut tranquilamente y disfrutando, porque de esa manera no lo vas a comer todos los días. El problema llega cuando no llevamos una alimentación nutrida y que nos satisface. Es en ese momento cuando corremos el riesgo de pegarnos un atracón”.

Tipos de dieta de exclusión

1. Dieta vegetariana y vegana: la deficiencia de la vitamina B12 podría causar problemas leves o moderados como cansancio, debilidad, o mala memoria, o derivar en problemas más graves como la anemia megaloblástica, problemas neurológicos, depresión, o demencia. Por lo tanto, quienes la practiquen deberían suplementarse vitamina B12 y recibir el adecuado consejo dietético nutricional para evitar otras deficiencias.

2. Dieta sin gluten o baja en gluten: realizarla sin el diagnóstico y el seguimiento diagnosticado adecuados, podría conllevar una menor ingesta de fibra, vitaminas D, B12 y folatos, así como de hierro, zinc, magnesio y calcio, y un mayor consumo de grasas saturadas y parcialmente hidrogenadas.

3. Dieta sin lactosa: seguirla sin un diagnóstico de intolerancia total o parcial podría incrementar el riesgo de ingesta inadecuada de calcio, impactando negativamente en la salud general y, de modo particular, en la salud ósea (aumento del riesgo de osteoporosis a medio plazo y de fracturas óseas a largo plazo).

Coste económico de seguir estas dietas

Además de los posibles riesgos para una salud óptima de la población, también es preciso tener en cuenta el coste económico del seguimiento de dietas de exclusión de forma no plenamente justificada.

Erradicar la lactosa no tiene en sí un coste económico superior. No sucede lo mismo con el gluten, en este caso estamos hablando de una diferencia de 1.000 euros más anuales. La creciente demanda de estos productos, ha conseguido bajar algo ese precio. En 2010 la diferencia era de 1.300 euros anuales.

Escucha en directo COPE, la radio de los comunicadores mejor valorados. Si lo deseas puedes bajarte la aplicación de COPE para iOS (iPhone) y Android.

Y recuerda, en COPE encontrarás el mejor análisis sobre la actualidad, las claves de nuestros comunicadores para entender todo lo que te rodea, las mejores historias, el entretenimiento y, sobre todo, aquellos sonidos que no puedes encontrar en ningún otro lado.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo