COPE

6 de cada 10 jóvenes consumen bebidas energéticas de manera habitual

El consumo de estos productos empieza a verse con mayor frecuencia en niños. Su abuso en edades más tempranas puede acarrear problemas a largo plazo

Audio

Rubén Prieto

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:32

Las bebidas energéticas, aquellas con alto contenido en cafeína y azúcar, se han popularizado en los últimos años. Con la pandemia, su consumo ha crecido en gran medida. El 34% de los españoles las beben de manera habitual, siendo los más jóvenes donde más ha crecido esta tendencia.

Según un estudio de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESAN), el 62% de los jóvenes entre 10 y 18 años las consumen en mayor medida. Un dato realmente preocupante. A esto se suma que el 10% de estos consumidores son crónicos.

Si reducimos la edad la tendencia no cambia. Todo lo contrario. Cada vez encontramos más casos de niños que empiezan a beber este tipo de productos. Un 26% de los menores entre 3 y 10 años consumen bebidas energéticas, 8 puntos más si lo comparamos con la media de la Unión Europea.

Efectos nocivos para la salud

Este tipo de productos podemos encontrarlos en cualquier supermercado y gran superficie, con tamaños que van desde los 250 mililitros hasta el medio litro. Los envases más comunes suelen contener 32 miligramos de cafeína por cada 100 mililitros. AESAN expone que el consumo de productos con este nivel de azúcar y cafeína son realmente nocivos para la salud y conlleva una serie de riesgos.

''Hay alteraciones del sueño y reducción de este mismo. Si además superamos la cantidad que no es nada exagerada, unos tres cafés al día, para adolescentes podría conllevar riesgos cardiovasculares, neurológicos e incluso de comportamiento'', expone Rosa Albaladejo, portavoz del colegio de dietistas de Cataluña.

Su consumo continuado puede generar una serie de problemas a largo plazo. Es el caso de Óscar. Este catalán de 41 años era un consumidor habitual de estos productos. Comenzó a los 15 años a consumir bebidas energéticas aunque no fue hasta los 18 cuando lo hacía de manera diaria. ''Más o menos cada día me podía tomar 2-3 seguro. De cara al fin de semana, en una noche podría consumir 4 o 5 en una noche. Entre un viernes y un sábado podía llegar a beber tranquilamente dos litros y medio'', cuenta Óscar.

Mantuvo esta costumbre durante seis años más hasta que empezaron a surgir los primeros problemas. Todo empezó con un rechinar de dientes continuado, lo que conocemos como bruxismo. Una noche su pareja le advirtió que este rechinar era demasiado exagerado y enseguida lo relacionó con su alto consumo de bebidas energéticas: ''Al dejar de beberlas con menos frecuencia, ya no volví a tener bruxismo ninguna otra noche. Dormía y descansaba mejor, esa fue una de las primeras cosas que noté. Tengamos en cuenta que me tomaba uno cuando me iba a dormir, yo dormía acelerado''.

El peor de sus temores llegó años después. Óscar acudió al médico por problemas urinarios y su médico le confirmó que el exceso de consumo de bebidas energéticas había afectado a sus esfínteres. ''La frase del médico que fue la que a mí se me quedó fue que yo tenía el sistema urinario de una persona de 65 años''.

No es la primera vez que vemos casos como el de Óscar, a lo largo de estos años el consumo de productos energéticos y los riesgos que conllevan preocupan a las autoridades sanitarias españolas y europeas ya que, tras la pandemia, el 70% de los consumidores europeos son niños.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar