La esposa de Carlos Baute revoluciona las redes tras mostrar su opinión sobre el 'pin parental'

Astrid Klisans ha revolucionado Instagram tras su reflexión sobre esta polémica medida 

La esposa de Carlos Baute revoluciona las redes tras mostrar su opinión sobre el pin parental

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 17:24

Una de las polémicas en los últimos días en el panorama político y más concretamente educativo ha sido el debate sobre la necesidad de implantar en los centros el ‘pin parental’, tal y como ha propuesto VoxEl Gobierno de España ya ha anunciado que recurrirá su instauración en los territorios en los que se aplique.

 El argumento que ha esgrimido no ha contribuido a la hora de apaciguar los ánimos, ya que la ministra de EducaciónIsabel Celáa, llegó a afirmar que los hijos no son propiedad de sus padres: “Echan más leña al fuego con estas declaraciones. Por eso, deberían recurrir más a los profesionales de la Educación para dar respuestas más correctas, porque este argumento es simplón. Claro que los hijos no es un bien que se vende, pero sí es cierto que los padres tienen su patria potestad y están obligados a buscar lo mejor para ellos”, declaró en COPE.es Nicolás Montero, director de un instituto público de Cádiz.

Sus defensores y detractores se cuentan por millones. Escuelas Católicas se encuentra entre estos últimos. En las últimas horas se ha sumado al debate la esposa del cantante venezolano Carlos BauteAstrid Klisansque en su cuenta oficial de Instagram ha posado junto a una de sus tres hijos para criticar el ‘pin parental’. Lo ha hecho con estas palabras:


No es cuestión de “pertenecer”, porque nadie le pertenece a nadie. Es cuestión de sentido común, el menos común de los sentidos. Nacemos, crecemos, nos desarrollamos, maduramos... Y para ello tenemos a nuestros padres durante este proceso, para que nos protejan, nos eduquen, nos motiven, nos ayuden a diferenciar entre el bien y el mal, lo sano y lo insano, lo prudente y lo imprudente. Ahora resulta que los padres no debemos tomar decisiones sobre nuestros hijos. Que ellos con 10 años de edad tienen la suficiente madurez como para tomar sus propias desiciones. ¡¡¡Menuda TONTERÍA estratosférica...!!! Sería bueno dejar que nuestros bebés también sean autosuficientes y se preparen el biberón, no vaya a ser que atentemos contra su autonomía gastronómica. O que nuestros hijos decidan que días quieren o no cepillarse los dientes, no vaya a ser que sufran algún trauma por obligarle a ello. Y por supuesto, si no quieren ir al colegio, que tampoco vayan, que se queden en casa pegados a los embrutecedores electrónicos. De verdad, ¿es siquiera cuestionable todo esto? Quisiera haber visto en lo que yo me hubiese convertido sin la educación, orientación, compresión, motivación y restricciones (¡sí, muchas de ellas!) de mis padres. Gracias papás por lo que habéis hecho por mi, lástima que mis hijos estén creciendo en un mundo tan distinto. Eso sí, a contracorriente nadaremos y seguro venceremos ������������ #PinParental

Una publicación compartida por  Astrid Klisans (@astridklisans) el 


“No es cuestión de “pertenecer”, porque nadie le pertenece a nadie. Es cuestión de sentido común, el menos común de los sentidos. Nacemos, crecemos, nos desarrollamos, maduramos... Y para ello tenemos a nuestros padres durante este proceso, para que nos protejan, nos eduquen, nos motiven, nos ayuden a diferenciar entre el bien y el mal, lo sano y lo insano, lo prudente y lo imprudente. 

Ahora resulta que los padres no debemos tomar decisiones sobre nuestros hijos. Que ellos con 10 años de edad tienen la suficiente madurez como para tomar sus propias decisiones. ¡¡¡Menuda TONTERÍA estratosférica...!!! Sería bueno dejar que nuestros bebés también sean autosuficientes y se preparen el biberón, no vaya a ser que atentemos contra su autonomía gastronómica. O que nuestros hijos decidan qué días quieren o no cepillarse los dientes, no vaya a ser que sufran algún trauma por obligarle a ello. 

Y por supuesto, si no quieren ir al colegio, que tampoco vayan, que se queden en casa pegados a los embrutecedores electrónicos. De verdad, ¿es siquiera cuestionable todo esto? Quisiera haber visto en lo que yo me hubiese convertido sin la educación, orientación, compresión, motivación y restricciones (¡sí, muchas de ellas!) de mis padres. Gracias papás por lo que habéis hecho por mí, lástima que mis hijos estén creciendo en un mundo tan distinto. Eso sí, a contracorriente nadaremos y seguro venceremos”.

Un comentario que ha recibido multitud de mensajes de apoyo por parte de los seguidores de Astrid Klisans. Entre ellos de su propio marido, Carlos Baute: "Estoy 100 por ciento de acuerdo contigo en todo". 

ctv-p6s-baute

Lo más

En directo

El Partidazo de COPE

Con Joseba Larrañaga

Reproducir

El Partidazo de COPE

Con Joseba Larrañaga

Escuchar