• Miércoles, 22 de mayo 2024
  • ABC

COPE

Noticias

60 euros, 3,5 m de altura: la audaz experiencia para recrear la foto más icónica de los obreros de Nueva York

La nueva atracción del Rockefeller Center de Nueva York con la que sus visitantes conseguirán millones de likes en su foto de Instagram

Pilar Abad Queipo
@pilarabad

Redactora

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 22 mar 2024

Nueva York, 20 de septiembre de 1932. Hora del almuerzo para los obreros que están trabajando en la construcción del Edificio RCA en el Rockefeller Center. Hora de descanso de una intensa mañana de trabajo.

11 de los miles de trabajadores que trabajan en esa obra, escogen un insólito lugar para tomar el bocadillo y reponer fuerzas tras intensas y duras horas de trabajo y poder continuar con la jornada.

El lugar elegido no es otro que sentarse en una de las vigas de metal colocada a 260 metros de altura para la construcción de tan magna ingeniería de uno de los edificios más emblemáticos de la Gran Manzana.

Es allí donde estos obreros decidieron que era el mejor lugar para tomar un receso laboral, a 260 metros de altura, para tomar un poco de respiro, charlar y reponer fuerzas.

11 hombres, 11 obreros sentados con los pies colgando, sin arnés ni protección alguna, a 260 metros altura sobre la ciudad de la que dicen “nunca duerme” y en la que “los sueños se cumplen” aunque en la que no “todo es posible” como dice el popular dicho de la ciudad andaluza de Granada, que fue título de una película protagonizada por Manolo Escobar.

Una de las imágenes más icónicas, famosas y ‘virales’, en tiempos en las que las redes sociales no existían, que dio la vuelta al mundo al igual que la histórica y más representativa foto de siglo XX delbeso de un marinero y una enfermera celebrando el fin de la II Guerra Mundial, curiosamente también en las calles de Nueva York, en Times Square. George Mendonsa, el famoso marinero fallecía a los 95 años en 2019.

Famosa foto del beso del marinero y una enfermera en Nueva York tras el fin de la II Guerra Mundial

Famosa foto del beso del marinero y una enfermera en Nueva York tras el fin de la II Guerra Mundial (Agencias)



'Lunch atop a Skyscraper', o como se conoce en español: 'Almuerzo sobre un rascacielos' o 'Almuerzo en lo alto de un rascacielos', sigue siendo hoy día una de las fotos más viralizadas de la historia de la que, ahora, tienes la posibilidad de recrear para hacerte uno de los selfis –fotografías- con más ‘likes’ en tu Instagram u otras redes sociales que te puedas imaginar por un ‘módico’ precio.


60 euros por una foto de millones de ‘likes’, ¿te atreves?


91 años después de esta célebre foto, neoyorquinos y turistas cuentan desde el pasado 1 de diciembre con otra atracción más para disfrutar de Nueva York y llevarse uno de los mejores recuerdos tras su visita a la ciudad.

El Centro Rockefeller ofrece la oportunidad de sentarse sobre una viga de metal y recrear la famosa imagen desde el popular mirador Top of the Rock.

The Beam, así se llama la novedosa atracción, tiene un precio de 25 dólares, a lo que hay que sumarle los 40 dólares que cuesta subir a uno de los rascacielos más importantes de Nueva York de 266 metros de altura. O si lo prefieres puedes comprar el pase VIP por 160 dólares.





En este caso, aquellas personas que accedan a la atracción, sí estarán sujetos a la viga por un arnés y no como los obreros de los años 30 que no contaban con ningún tipo de seguridad.

The Beam se encuentra en el piso 69 del Rockefeller Center donde está situada la plataforma de observación del edificio. Una vez allí, los visitantes se colocan sobre la viga y se les sube algo más de tres metros de altura para posar para la foto.

Una experiencia dura unos dos minutos, y además la viga rota 180 grados para ofrecer vistas de Central Park y los alrededores. que se podrá disfrutar hasta el 31 de enero de 2024.





Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar