COPE

Sánchez moviliza a sus socios en plena quinta ola para validar quitarnos la mascarilla en exteriores

De no ser necesaria el uso de la mascarilla si estabas sano, a ser de uso obligatorio si no se podía respetar la distancia de seguridad, en tan solo un mes

Las contradicciones del Gobierno de Sánchez sobre el uso de la mascarilla

Alejandro Martínez Vélez / Europ

Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 07:37

El uso de la mascarilla ha sido un tema de debate desde el inicio de la pandemia en nuestro país y las contradicciones del Gobierno de Sánchez sobre si la población debía llevarla o no han estado a la orden del día desde marzo de 2020, incluso días antes de decretarse el estado de alarma en España.

A principios de marzo de 2020, poco más de un mes después de registrarse el primer paciente contagio de COVID-19 en nuestro país, el Gobierno lanzaba las primeras informaciones respecto al uso de la mascarilla. En un tweet publicado en la cuenta de oficial de 'Salud Pública' aseguraban que "la población general sana" no necesitaba utilizar mascarilla. "Son los profesionales sanitarios quienes indicarán cuándo es necesario. No te dejes llevar por falsas informaciones, su uso inadecuado puede dar lugar a desabastecimiento", decía la información publicada en redes sociales.

El 24 de marzo, después de varios días con el estado de alarma en nuestro país, Sanidad lanzaba algunas recomendaciones en caso de tener que salir de casa, entre las que se encontraban mantener la distancia social, pero aseguraban que "si estás sano, no es necesario mascarilla".




Durante el mes de abril se mantuvieron las mismas instrucciones, pero se empezó a hablar más del uso de la mascarilla, incluso desde el propio Ministerio de Sanidad lanzaron una guía para el "uso correcto de la mascarilla", aunque todavía no se hablaba de su obligatoriedad.

Fernando Simón, en rueda de prensa el 29 de abril, aseguraba que era "deseable" que la gente llevara mascarilla, pero que "hacerlo obligatorio" no era algo que pudiera plantearse "muy a la ligera". Apenas cinco días después entraba en vigor el uso obligatorio de la mascarilla en el transporte público y desde el Gobierno comenzaron a repartirlas gratuitamente en los principales nodos de transporte.

Menos de un mes después de las declaraciones de Fernando Simón, el 21 de mayo de 2020, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, firmaba una orden en la que se declaraba el uso obligatorio de cualquier tipo de mascarilla para la población mayor de 6 años en la vía pública, al aire libre y en cualquier espacio cerrado siempre que no sea posible mantener una distancia de seguridad de al menos dos metros.

Desde el Gobierno justificaban la decisión "no solo por su alta transmisibilidad, sino también por la capacidad que han demostrado las mascarillas para bloquear la emisión de gotas infectadas, muy importante cuando no es posible mantener la distancia de seguridad". La decisión fue tomado en un Consejo Interterritorial, de acuerdo con las comunidades autónomas.




Pocas semanas después, Simón reconocía que se había desaconsejado el uso de mascarilla al inicio de la pandemia al no haber suficientes para toda la población. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, alegó que "las medidas de prevención y control deben ser factibles" y que en aquel momento prácticamente solo se producían en China, por que había un problema "para todos los países europeos".

Con la llegada de la desescalada, coincidiendo con el verano de 2020, el Gobierno delegó en las autonomías la posible adaptación del uso de la mascarilla, ajustándose a la norma impuesta previamente, por lo que algunas comunidades marcaron excepciones como tomar el sol en la playa y otras impusieron su uso obligatorio aunque se pudiera mantener la distancia de seguridad.

Pues bien, el 3 de abril de 2021, más de un año después del inicio de la polémica, el BOE publicaba una nueva ley por la cual el uso de la mascarilla era obligatorio en cualquier lugar público, aunque se pudiera cumplir la distancia de seguridad.

El último cambio en la normativa, que es el que está actualmente en vigor, fue comunicado por el presidente del Gobierno el 18 de junio de este mismo año. Sánchez notificaba entonces que el uso de la mascarilla dejaba de ser obligatorio al aire libre a partir del 26 de junio, siempre que se pudiera mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros, entre personas no convivientes. Esta decisión ha sido ratificada este miércoles en el Congreso de los Diputados, pese al aumento de la incidencia hasta superar los 600 casos por 100.000 habitantes desde la entrada en vigor de la norma a finales del mes de junio, asociada a la relajación de las medidas de contención del virus.




Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar