COPE

11ª SAN ISIDRO

Los ‘Vivaspaña’ como termómetro del tedio

Tarde tediosa en la que ni toros ni toreros sacaron del sopor a la plaza de Las Ventas. Chaves y Cortés fueron ovacionados.

Bernadina ajustada de Jesús Enrique Colombo este miércoles en Las Ventas

Bernadina ajustada de Jesús Enrique Colombo este miércoles en Las VentasEFE

Sixto Naranjo
@sixtonaranjo

Director de ‘El Albero'

Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 19 may 2022

Llegó el calor veraniego a Madrid y llegó el tedio a Las Ventas. Si en todas las tardes de este San Isidro había pasado algo, con la undécima de abono se tuvo que recurrir a los ya cansinos vivas a España como termómetro del aburrimiento del personal. A más vivas, más coñazo iba la tarde. Y es que la corrida de Pedraza de Yeltes, menos aparatosa de kilos y cabezas que en otras ocasiones, no terminó de funcionar. No se le da bien a la divisa charra la plaza de Madrid. Solo un toro, el encastado tercero, fue lo más parecido a lo que nos cuentan que ocurre en Francia con esta ganadería.

La tarde comenzó con un toro lavadito de cara y suelto de carnes a pesar de sus 563 kilos. Pasó sin decir nada en los primeros tercios y llegó a la muleta de López Chaves pensándoselo mucho. El salmantino estuvo fácil con él, enganchando cuando el toro medio se convencía a embestir. Pero la faena no despegó porque el toro no llegó ni a prender la mecha. Lo liquidó de un estoconazo eficaz en buen sitio.

El cuarto, más basto de hechuras, sin cuello y acochinado, fue un mulo en la muleta de Domingo, que, tras ponerse por ambos pitones los cuadró y se lo quitó de en medio con prontitud de un sablazo en los blandos.


Volvía Javier Cortés a Madrid después de su oreja cortada el pasado martes. Recompensa a quien se lo ganó en el ruedo. Su primer toro fue un animal que se empleó en los primeros tercios y tuvo nobleza y recorrido en la primera parte de la faena de muleta. Por ahí lo enganchó el de Getafe en varias tandas de muletazos largos, templados y profundos. Faltó mando, es verdad. No todo es que pase limpio por allí el toro, que solo duró tres tandas. Una en redondo y dos al natural. Cuando volvió a la diestra el de Pedraza la tomó ya desfondado. Media atravesada y perpendicular, que necesitó del descabello, lo dejaron todo en una ovación de reconocimiento por lo hecho.

El quinto, con la tarde ya cuesta abajo, no mejoró la nota media. Un toro de medias arrancadas e insulso comportamiento con el que Cortés apenas pudo lucir. Lo avió de un espadazo caído.

Un buen toro fue el tercero, el mejor de largo del sexteto. Pronto y fijo en el caballo, donde recargó en dos puyazos haciendo una pelea seria. Después de un tercio de banderillas en el que Colombo mostró sus facultades físicas, llegó al tercio de muleta pidiendo guerra. Se vino de lejos con fijeza y humillación. El venezolano se enmarañó en un trasteo ligado pero ayuno de poso y reposo. Aquello sucedía a demasiada velocidad. Lo quiso arreglar todo en unas bernadinas alocadas y ajustadas. Quedó prendido por la chaquetilla sin que el pitón calase. Un milagro. Se fue tras de la espada, que viajó delantera y caída. La ovación se la llevó ‘Huracán’ camino del desolladero.

El sexto fue una mole de 610 kilos con más cuajo que perfil. Volvió a banderillear Colombo con más vistosidad que verdad a la hora de cuadrar. El astado, después, nunca descolgó. Iba y venía sin ninguna gracia, por lo que lo realizado por el venezolano no tuvo emoción ni relieve. Abundó en el trasteo e insistió en alargarlo cuando ya nadie, pasadas las nueve y diez de la noche, se lo pedía. Es más, le recriminaron que lo hiciese. Un desarme casi acaba en susto al perseguir el toro a Colombo hasta las tablas. Lo volvió a cazar de una estocada deprendida y tras sacarle la espada, confiado, se dejó sorprender. Tremendo cómo le subió en alto colgado del pitón por el muslo derecho. Se intuyó un puntazo que finalmente no fue tal.


FICHA DEL FESTEJO

Madrid, miércoles 18 de mayo de 2022. 11ª de Feria. Poco más de media plaza (12.008 espectadores según la empresa)

Toros de Pedraza de Yeltes, bien presentados pero de desiguales hechuras. Descastado y parado el primero; un segundo noble pero a menos; encastado el tercero; mansos y deslucidos cuarto y quinto;

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Domingo López Chaves, saludos y silencio.

Javier Cortés, que sustituía a Diego Carretero, saludos tras aviso y silencio.

Jesús Enrique Colombo, pitos y silencio tras aviso.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Noche

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar