• Viernes, 19 de julio 2024
  • ABC

COPE

Archivo Bumerán | Cuando el condenado por corrupción es un partido

Entre los numerosos casos de corrupción en España, como la Gürtel, los hay cuya condena recae sobre una organización política. Como en la Gürtel

Vídeo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 05:32

España no es precisamente tierra virgen en materia de corrupción. Hemos visto montones de casos de corrupción de alcaldes, presidentes autonómicos o hasta ministros. Pero no tantas veces se han visto casos de corrupción en los que los afectados no son los nombres de un político en concreto sino los de un partido en sí.

Unión Mallorquina

La dirección al completo Unió Mallorquina, el partido que durante años fue la bisagra del parlamento de Baleares, fue encarcelada en enero de 2010 con María Antonia Munar y Miquel Nadal. Entre otros delitos habían estado usando las subvenciones públicas para financiar, a través de productoras, a su propia formación. El partido no sobrevivió al escándalo y se disolvió sin que sus siglas aparecieran en las siguientes elecciones baleares.

Caso Pallerols

En Catalunya Convergencia i Unió los dos partidos que gobernaron la ciudad durante más de dos décadas sufrieron escándalos. En 2013 el caso Pallerols condenó a Unió Democrática de Catalunya por destinar dinero de cursos de formación para gastos de moviliario. A pesar de que Durán Lleida, su líder había asegurado que dimitiría si se probaba financiación ilegal de UDC, rechazó hacerlo en aquel momento aunque su retirada política llegaría tras su fracaso en las elecciones de 2014.

Caso Palau

Más grabe fue el caso de Convergencia que sacudió toda la estructura política catalana: el caso Palau. La dirección del partido en el que reinaron Jordi Pujol su hijo Oriol  y Artur Mas fue acusada de establecer un sistema de cobro de comisiones de Ferrovial a cambio de adjudicaciones. El escándalo oblicó a Artur Mas ha retirarse de la política y al partido a cambiar de denominación por PDCAT.

Caso Filesa

El Partido Socialista Obrero Español también padeció el que hasta ayer era el mayor escándalo de financiación ilegal en España. El partido con el visto bueno de sus responsables de finanzas el diputado Carlos Navarro y el senador Josep María Sala, habían creado sociedades ficticias como FIlesa o Time Export para que recolectaran los donativos de empresas y vulnerar las limitaciones de la ley electoral. En 1997 el Tribunal Supremo acreditó la responsabilidad socialista en la ilegalidad.

Caso Gürtel / Caso Bárcenas

La diferencia en que los escándalos antes citados el beneficio era para el partido, y en la sentencia del caso Gürtel se acredita que también hubo personas que beneficiaron a sus bolsillos. En algunos casos como Alberto López Viejo, Guillermo Ortega o Jesús Sepúlveda la sentencia considera que no buscaban financiar al PP sino financiar sus propios bolsillos.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar