• Jueves, 18 de abril 2024
  • ABC

COPE

El Real Zaragoza se congela tras la lesión de Azón y no pasa del empate ante la Ponferradina (0-0)

El conjunto aragonés duró lo que duró el canterano, que se rompió por tercera vez esta temporada. El choque acabó siendo decepcionante y gélido como la noche

ctv-n5v-foto-web-real-zaragoza---ponferradina-2022-23

El Real Zaragoza duró lo que duró Azón en el campo. El canterano se lesionó por tercera vez esta temporada.LFP

JESÚS ZAMORAZARAGOZA

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 04:44

El Real Zaragoza, que afrontaba el encuentro de la noche de este lunes en La Romareda ante La Ponferradina con una alineación de marcado carácter ofensivo, con Azón y Giuliano juntos de salida en el once, además de Mollejo y el retorno de Bermejo, tras un esperanzador comienzo en el que dominó sin puntería, a la media hora de partido se congeló, se petrificó, se quedó helado con la lesión del que estaba siendo su mejor hombre, Azón, la tercera de la temporada, y no pasó del empate a cero ante el equipo del Bierzo.

Realmente, el conjunto aragonés duró lo que duró Azón, hasta que éste se rompió. A partir de ahí, todo se volvió oscuro y frío, como la noche. Es verdad que en el minuto 82 hubo un remate al palo de Bermejo, pero también los visitantes tuvieron la victoria en su mano cuando Naranjo remató de cabeza un lanzamiento de córner y Cristian Álvarez, cómo no, salvaba una vez más a su equipo rechazando el balón para que diera en el larguero y no entrara. Al final, empate a nada en una noche tan fría como decepcionante.


La igualada a cero no permite al conjunto leonés salir de la zona de descenso aunque iguala al equipo que le precede, el Racing de Santander, y para el conjunto 'blanquillo' supone seguir con sólo cuatro puntos de renta sobre la zona roja y con el agua al cuello. Los mismos cuatro puntos que ya separaban a ambos, Real Zaragoza y Ponferrdina, antes de jugarse el partido.

A priori el enfrentamiento se presumía casi como de alta trascendencia porque un triunfo para uno u otro bando podía marcar el futuro de ambos, si no en el aspecto cuantitativo porque todavía restan bastantes partidos, sí en el psicológico porque hubiera supuesto un importante refuerzo moral para futuros encuentros.

Sin embargo, en un partido marcado por el miedo y las grandes precauciones de uno y otro, ninguno dio muestras de estar por encima del rival, algo previsible a tenor de su clasificación, y tampoco nadie tuvo la clarividencia o el acierto de aprovechar alguna ocasión para haber decantado la contienda.

Un intenso Zaragoza pareció salir dispuesto a adelantarse pronto en el marcador y con el dominio del balón, y aprovechando robos en la zona medular y saliendo a la contra con velocidad puso en aprietos en varias ocasiones a la meta de Amir Abedzadeh. Sin embargo, como ya es habitual, la falta de acierto rematador evitó que pudiera inaugurar el marcador ante un rival que presionaba alto para evitar la salida del balón local pero que era demasiado largo en la presión, circunstancia que permitía salir con rapidez al conjunto de Fran Escribá.

Sin embargo, coincidiendo con la lesión de Iván Azón el conjunto aragonés empezó a decaer en su dominio y, sobre todo en sus llegadas al área de un conjunto berciano que poco a poco se fue adueñando del esférico, si bien el meta 'blanquillo', Cristian Alvarez, no tuvo que intervenir porque solo en una ocasión la Ponferradina se acercó con peligro aunque fue conjurado por la defensa local.

El descanso no varió la tendencia, con el equipo de David Gallego controlando el balón pero sin presencia en el área zaragocista, y un equipo maño que no era capaz de robar balones como en el primer periodo por lo que no hacía otra cosa que perseguir el balón. Y cuando consiguió recuperarlo, a partir del minuto 60, el movimiento era demasiado lento por lo que no era capaz de sorprender a los castellanoleoneses que no tenían problemas para defenderse ni pasaban por apuros.

Con el partido igualado y sin apenas llegadas a las áreas el conjunto maño tuvo una gran opción para haber desequilibrado la contienda con un disparo al palo de Sergio Bermejo en el minuto 82, en una acción individual, y en el 89 fueron los visitantes los que a punto estuvieron de marcar con un remate de cabeza de José Naranjo en un saque de esquina que tocó lo justo Cristian Álvarez para que diera en el larguero e impidiera el tanto.

R. Zaragoza 0: Cristian Alvarez; Larrazábal (Luna, m.69), Francés, Lluís López, Fuentes; Bermejo, Francho (Manu Molina, m.86), Zapater, Mollejo (Gueye, m.69); Giuliano Simeone e Iván Azón (Puche, m.32).

S.D. Ponferradina 0: Amir; Paris Adot, Amo, Pascanu, Moi Delgado; Kelechi Nwakali, Diéguez (Erik Morán, m.67); Dani Ojeda (Ale Díez, m.89), Agus Medina (Yuri, m.67), Naranjo; y Derik (Heri, m.81).

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Árbitro: González Esteban (Comité Vasco). Amonestó con tarjeta amarilla a Larrazábal y Bermejo del equipo local y a Paris Adot del visitante.

Incidencias: partido correspondiente a la jornada 25 de Liga de Segunda división disputado en el estadio de La Romareda de Zaragoza ante unos 13.000 espectadores.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro.

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro.

Escuchar