Boletín

SUCESOS

El suceso del que todo el mundo habla en Albacete

Accidente sin consecuencas graves en el que un autobús de la línea D sin conductor se empotró contra una oficina bancaria en la calle Ancha

Miguel Yeste

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 07:14

No hubo heridos, pero las imágenes hablan por sí solas y no hay persona en Albacete que no las tenga en su móvil. 

Ayer, hacia la siete de la tarde, el conductor de un autobús urbano de la línea D, un empleado eventual de la empresa Subús, se bajó por causas que se desconocen cuando detuvo el autocar en la parada de la plaza de Gabriel Lodares. Instantes después, el vehículo comenzó a rodar sin control hasta que unos quince metros después fue detenido por la fachada de una oficina bancaria.

Ocurrió en pleno centro de la capital manchega, siempre muy concurrido, pero afortunadamente ni entre los pasajeros del bus (Barrio San Pedro-Centro Comercial Los Llanos) ni entre los viandantes se produjo herido alguno. Al parecer, aunque las causas aún se investigan en el atestado de la Policía Local, el citado chófer, al bajarse, no dispuso ninguno de los dos frenos de estacionamiento con los que cuentan estos autobuses y el 'Iveco' se fue derechito al cajero de esta entidad.

Afortunadamente, solo se deben lamentar daños tanto en el autobús de la línea D como en la fachada de esta oficina que aún hoy jueves miran con asombro muchas de las personas que circulan por la más importante arteria de Albacete, la calle Tesifonte Gallego, más popularmente conocida como .calle Ancha'.

Nada más producirse los hechos, las imágenes comenzaron a rodar por todo Albacete y hasta el alcalde de la ciudad, Vicente Casañ, se personó en el lugar para interesarse por el suceso. Todo ha quedado en anécdota, en un suceso de esos que animan la pobre actualidad veraniega de una ciudad poco acostumbrada, por suerte, a este tipo de accidentes.

Lo más