Más directos

Barcelona cobrará un impuesto de residuos a partir de mayo de 2020

El Gobierno de Colau plantea retirar puntos del permiso de conducir por cuestiones ambientales

Audio

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 13:55

Siguiendo el cumplimiento de una directiva europea, el consistorio, que hasta ahora lo financiaba con ingresos generales, introducirá un nuevo impuesto para la recogida de residuos que supondrá para el 75% de los hogares un recibo mensual de entre 2 y 4 euros.
El cobro de la nueva tasa se hará a través de la factura del agua y se sumará al importe ya contemplado en el recibo por el tratamiento de residuos.

El objetivo, según el Ayuntamiento, es cumplir con la directiva comunitaria que obliga en las ciudades a mejorar la gestión de los residuos e incrementar tanto la recogida como las emisiones que se derivan del tratamiento. El concejal de transición ecológica Eloi Badia, asegura que la nueva tasa de recogida selectiva de residuos tiene que permitir avanzar en un futuro hacia una "tasa justa" en que el ciudadano pague en función de lo que genera y de si recicla.

Actualmente el 41% de los barceloneses no recicla. Con la nueva tasa, el consistorio espera recaudar 41 millones de euros anuales, que se reinvertirán en la mejora de la gestión y del servicio.

Además Badia, ha planteado que la DGT regularice nuevos delitos en el código de tráfico, y que se puedan retirar puntos del carné por cuestiones ambientales, y así ayudar a reducir las emisiones de CO2. En este sentido, el concejal ha recordado que la entrada de

la Zona de Baixes Emissions el 1 de enero de 2020 “no es un plan renove”, y que el consistorio quiere dar respuesta a desafios ambientales de salud, así como reducir un 50% del tráfico en la ciudad a la largo plazo.

Lo más