COPE

"EL ESPEJO DE LA IGLESIA"

El cardenal Cañizares, en COPE: "El remedio contra la pandemia será obra de Dios en los científicos"

"La última palabra no la tiene el coronavirus sino Dios", ha destacado el arzobispo de Valencia en una entrevista en "El Espejo de la Iglesia en Valencia" como fin de curso.

Cardenal Antonio Cañizares

PARAULA

Luis M. Agudo

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 20:57

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, en una entrevista hoy en el programa “El Espejo de la Iglesia en Valencia”, de COPE, ha llamado a “apoyar a los empresarios” ante la crisis económica del coronavirus, y a insistir en la oración para una pronta solución médica, “que siempre vendrá de la mano de Dios”.

Preguntado por las enseñanzas que cabe extraer del tiempo del coronavirus para transmitir a las nuevas generaciones en las familias cristianas, el cardenal Cañizares ha resaltado que “lo primero que tenemos que transmitir es que Dios es Dios ¡y no podemos olvidarlo!, porque lo estamos olvidando y el olvido de Dios trae como consecuencia el olvido del hombre”.

Además, ha manifestado que “la pandemia no muere y la Iglesia tiene que demostrar ser Iglesia, que es presencia de Dios en el mundo, revelado en Jesucristo, que está con los últimos, con los sufren, con los que lloran, con los ancianos que no cuentan y ahí está la Iglesia”.

Precisamente, durante la pandemia la Iglesia “está dando muestras de una vitalidad muy grande y todavía tiene que darla más”. Así, “nuestra tarea es llamar a los hombres que no se olviden de Dios, porque Dios es Dios. Dios es amor, y tener a Dios en el centro es lo que nos lleva para ser más solidarios”.

Respecto al avance de la pandemia del coronavirus y las oraciones que en todas las parroquias se elevan para una pronta solución, el cardenal Cañizares ha asegurado que “la última palabra no la tiene el coronavirus, ni el miedo, sino Dios, que es Dios, que quiere la vida del hombre, que el hombre viva”. Por ello, “dentro de ser cristiano entra pedir a Dios que nos ayude a encontrar respuestas científicas y médicas. Pero es Dios quien nos ayudará. Sin Él vamos al abismo, no podemos hacer nada”.

Incluso, “cuando haya remedios contra la pandemia, será obra de Dios en los científicos, que les hace capaces de ponerse al servicio del hombre mismo, de la vida. Por eso la gran llamada ahora es a que los hombres volvamos a Dios, y esto no es irse por las nubes, sino arrimar el hombro verdaderamente”.

“Ante la crisis, agradecer y ayudar a los empresarios”

En la entrevista, el cardenal Antonio Cañizares, ha llamado también a apoyar a los empresarios ante la crisis económica generada por el coronavirus y que ha motivado la creación por el propio arzobispo de Valencia una Comisión diocesana por el Empleo. “Las reuniones que tenemos previstas para septiembre son precisamente con empresarios y con trabajadores a través de esta comisión diocesana para, entre todos, propiciar empleo, que no caigan las empresas”.

Además, “ayudar a las empresas, alentar a las empresas no es ir contra los trabajadores, sino todo lo contrario, es estar a favor de los trabajadores y del empleo”. Precisamente, en esa acción diocesana por el empleo, “Cáritas Diocesana está trabajando colosalmente en este campo y pondremos todo nuestro interés, que será expresión de que estamos volviendo a Dios que se ha volcado con el hombre”.

“Con el Sínodo Diocesano se generarán grupos bíblicos en toda la diócesis”

Por otra parte, el cardenal Antonio Cañizares, preguntado por el Sínodo Diocesano, cuya asamblea final prevista para finales del pasado mes de mayo tuvo que ser aplazada por la pandemia para el primer fin de semana del próximo mes de octubre, los días 2,3, y 4, ha explicado que “este Sínodo va a traer como consecuencia una Iglesia diocesana misionera, unas parroquias misioneras evangelizadoras”.

En este sentido, ha confesado que le ha producido un “gran gozo” ver cómo la Congregación vaticana para el Clero acaba de publicar una guía sobre la renovación de las parroquias, “precisamente en la clave de Iglesia evangelizadora misionera que es en la dirección en la que vamos en el Sínodo”. De hecho, “esto será parte de nuestro Sínodo, hacer cristianos para que vivan su fe en obras, no con teorías, sino con obras, una Iglesia que realmente tiene en el centro de todo la Eucaristía, que es Dios mismo que baja a la tierra y que quiere santificar a los hombres, porque la santificación de los hombres es vivir el evangelio; la auténtica verdad del hombre es ser criatura de Dios, amada por Dios hasta el extremo”.

Por ello, también el Sínodo Diocesano “va a insistir en la Palabra de Dios en la formación de los cristianos, necesitamos que la Palabra de Dios está actualizada en todos” ha destacado el cardenal Cañizares. A tal fín, “se van a generar grupos bíblicos en toda la diócesis, va a haber una renovación en todos los sentidos”. Y, también, se impulsará “una potenciación del laicado para que sea verdaderamente evangelizador y misionero, no 'la cofradía de los ausentes' sino la de los presentes en la vida pública, en la vida social, en el trabajo, en las empresas, en todos los sitios”.

Año Eucarístico del Santo Cáliz de la Pasión, a partir de octubre

Finalmente, respecto al Año del Santo Cáliz, que volverá a celebrar la diócesis de Valencia desde el próximo mes de octubre, por segunda vez después del primero hace cinco años, el Arzobispo ha precisado que en esta edición llevará el nombre de “ Año Eucarístico del Santo Caliz de la Pasión” con el fin de unir en la celebración “el mismísimo cáliz que Jesús tomó en sus manos en la última cena antes la Pasión, -reliquia única que tenemos en Valencia-, con otras reliquias de la Pasión muy importantes que también tenemos en Valencia y son desconocidas por el pueblo, tres trozos del Lignum Crucis, de la cruz de Jesucristo, los más grandes de la cristiandad, y también tenemos parte de la corona de espinas”.

De esta manera, “uniremos el Santo Cáliz y la Pasión de Cristo, meditaremos a fondo sobre la Pasión de Cristo, y éste crucificado, para que tengamos muy presentes que ser testigos de la cruz del Señor es ser testigos del amor de Dios por los hombres, para que nosotros hagamos lo mismo”.

También “se incorporarán a la celebración del Año Eucarístico del Santo Cáliz los distintos lugares donde han acontecido milagros eucarísticos. No olvidemos que el milagro de los Corporales de Daroca (Zaragoza) ocurrió en Llutxent (Valencia) y hay varios milagros más en Valencia, lo que nos va a permitir vivir más intensamente la Eucaristía en una diócesis que es eucarística”. En este sentido ha recordado las figuras de “San Juan de Ribera, Santo Tomás de Villanueva, San Pascual Baylón, y tantos otros y otras que han tenido en el centro de todo la Eucaristía”. “Esto significa que vamos a intentar que este Año Eucarístico sea un año verdaderamente en el que Valencia encuentre su identidad eucarística”, ha puntualizado.

“”Felices vacaciones para todos y para vuestras familias”

Al término de la entrevista, el arzobispo de Valencia ha deseado felices vacaciones a los oyentes de COPE Valencia. “Os deseo a todos vosotros, queridos hermanos, que descanséis, que os lo merecéis, ha sido un curso duro, descansar siempre con mucha esperanza, la gran esperanza de que Dios no nos deja, que nos quiere verdaderamente, que cuida de nosotros. Pongamos nuestra vida y nuestro trabajo en sus manos, y veremos un nuevo resurgir a una vida nueva. Que seamos un estímulo para que todos en España puedan seguir también ese camino de la Eucaristía, del amor y del reconocimiento de Dios como Dios. ¡Felices vacaciones para todos, y para todas las familias!”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Reproducir
Directo Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Escuchar