• Miércoles, 24 de abril 2024
  • ABC

COPE

¿Es cierto que las mujeres soportan mejor el dolor que los hombres? Un reputado médico da la respuesta

El doctor Arturo Goicoechea explica cómo afrontar el dolor crónico y cómo lograr que no sea "para siempre"

Sala de espera en un hospital de España

Alamy

Madrid

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:13

Un día vas a levantarte de la silla, el dolor lumbar te da el tirón y no puedes ni mover las pestañas porque ves las estrellas. Acudes al médico, no encuentras explicación. El dolor persiste. Vuelves a un especialista y tampoco encuentra solución. ¿Te sientes identificado con esta situación?

Con el tiempo, hay dolores que solidifican, constituyendo lo que se llaman dolor crónico. Es una situación más común de lo que se piensa, un 26% de la población española, 9 millones, sufre un dolor crónico. Migrañas, cefaleas, dolores de espalda, musculares, entre otros, que no tienen respuesta.

Parece que hay una solución y no es un analgésico, así lo explica el doctor Arturo Goicoechea. El que fuera jefe del servicio de neurología del Hospital Santiago de Vitoria, acaba de publicar un libro con el título 'El dolor crónico no es para siempre' y ha explicado las claves de esta situación en 'Fin de Semana'.

Escucha su entrevista con Cristina López Schlichting en el siguiente audio.

Audio


Qué es el dolor

La primera gran pregunta sería qué es el dolor y si se puede medir: "El dolor es lo que siente uno cuando dice que le duele. El problema aparece cuando ese relato proviene de otra persona y no de uno mismo. El problema es que no siempre los demás se creen el dolor de uno".

Cuando se produce un dolor crónico, uno que la persona lleva consigo hace mucho tiempo, se multiplican las pruebas diagnósticas y a veces no solo son innecesarias, sino que pueden alimentar la espiral negativa.

"En las guías de buena práctica clínica con el dolor se recomienda expresamente no hacer pruebas diagnósticas si no son estrictamente necesarias. Esto no es porque hacer un escáner lesione o una resonancia, sino porque la información que se desprende de esa prueba es una información que profundiza en esos elementos de creencias y expectativas que nutren el dolor crónico", detalla el médico.

Un médico


  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Y es que a veces, "es difícil evitar hacer pruebas, lo importante es el informe que dan los radiólogos, explicarlo en términos reales y no dar, por supuesto nada".

La explicación del diagnóstico es clave

Explicar las cosas y explicarlo de una forma que lo entienda el paciente parece ser que es fundamental: "Eso es lo más importante. En la consulta hay dos prestaciones que podemos hacer los profesionales, una es identificar una patología y a poder ser corregirla. Y otra, cuando no encontramos esa patología y no podemos hacer nada, porque no hay nada sobre lo que podamos actuar".

En ese caso, "tenemos que informar debidamente, para que el paciente comprenda el proceso y no desviarlo hacia interpretaciones psicológicas, historias de esas, que lo único que hacen es añadir mortificación psicológica al pobre paciente que ya bastante tiene con el dolor".




"Pero cuando hay un problema como el dolor que surge de dentro del organismo, desde el organismo hacia el individuo, sí que es importante conocer que eso que sentimos no surge del sonido, no surge de los tejidos, sino que es una construcción del cerebro que a veces es correcta y nos sirve para conocer cómo estamos por dentro", añade el doctor en 'Fin de Semana'.

¿Quién soporta mejor el dolor?

Ante la pregunta de si las mujeres soportan mejor el dolor que los hombres, el médico no tiene una respuesta certera: "No lo sé. Porque no podemos poner el dolor propio en un cuerpo ajeno y a ver qué te parece, a ver cómo toleras este dolor. Yo creo que las mujeres lamentablemente estadísticamente sufren mucho más dolor que los hombres y eso tiene una explicación complicada".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar