• Jueves, 22 de febrero 2024
  • ABC

COPE

Luis del Val analiza el discurso de Armengol y la reacción del Rey: "Me extrañó su unánime aplauso"

Explica el profesor que "se elogió a sí misma por el progresismo impresionante de que el hemiciclo se haya llenado de pinganillos por los que hablan los traductores"

Audio

Luis del Val

Colaborador

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:45

La presidente del Congreso de los Diputados pasó ayer a la Historia de la Cámara, debido a que, tras catorce aperturas de legislatura, en la suya, la decimoquinta, fue la primera en la que la mitad de los presentes no aplaudieron el discurso de la presidencia. Desde el año 1977 del pasado siglo ha sido la primera vez que ha ocurrido ese fenómeno. Después, me extrañó el largo y casi unánime aplauso al Rey, porque se prolongó de tal manera que, servidor de ustedes, viendo a tanto republicano, aplaudir con ese entusiasmo con que los turiferarios diputados socialistas aplauden a Pedro I, El Mentiroso, creí sospechar que estaban despidiéndole.

Solo le faltó a la presidente, cuando se elogió a sí misma por el progresismo impresionante de que el hemiciclo se haya llenado de pinganillos por los que hablan los traductores, haber resaltado el retraso del primer país parlamentario de la Historia, el Reino Unido, tan carca y retrógrado que todavía hablan solo en inglés, y no está permitido que se hable el galés y el escocés, el primero de ellos tan antiguo que procede del siglo VI, cuando en la España visigoda todavía no había nacido ni siquiera el castellano y, mucho menos, el catalán.

Y es que la primera democracia parlamentaria del mundo no se puede comparar con nuestro asombroso progresismo, también mundial. Sin embargo, puede que lo más de lo más, lo más progresista, fue la asistencia de una ilustre tonta contemporánea con el pañuelo palestino, seguramente en homenaje a los métodos pedagógicos que han impartido a los niños secuestrados estos chicos de Hamás.

Los niños son siempre muy gritones, pero todos los niños que han regresado vivos del secuestro hablan en voz baja, casi en susurros, porque cuando estaban a cuidado de los exquisitos pedagogos y hablaban en un tono normal les apuntaban con las ametralladoras, y los niños sabían que no era un juego, porque algunos habían contemplado cómo ametrallaban a sus padres. Me pareció un detalle de elegante reconocimiento a esos contundentes pedagogos, que están sufriendo el genocidio de los padres de los niños secuestrados. Porque la tonta del pañuelo, y un racimo de ellas, dicen que Israel es un país genocida.

Y, encima, atacando a unos buenos pedagogos, cuyos métodos serán discutibles, pero, a la vista está, eficaces.

Las fotografías de la semana de Luis del Val

Luis del Val, sobre el apoyo de Colau a Sánchez tras felicitarle Hamás: “Sí que es un gesto humanitario"

Luis del Val, sobre las palabras de Hamás a Sánchez: "No me cabe en la cabeza"

Luis del Val: "Cuanto más habla Ortega Smith, más echo de menos a Espinosa de los Monteros"



Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo El Partidazo de COPE

El Partidazo de COPE

Con Juanma Castaño

Escuchar