COPE

Luis del Val: "A más cojos, mancos y tetrapléjicos, el Gobierno recaudará más, mucho más"

Escucha ahora 'La imagen de Luis del Val' en 'Herrera en COPE', emitida el 14 de enero de 2022.

Audio

Luis del Val

Colaborador

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:47

En estos días, los dos mentirosos más famosos en todo el mundo son el primer ministro británico, Boris Johnson, y el tenista serbio Novak Djokovic. Me imagino que Pedro I, El Mentiroso, debe encontrarse estupefacto ante una injusticia tan notoria, ante una falta de méritos tan escasa, comparada con el esfuerzo de nuestro campeón y presidente del Gobierno. Total, Boris Johnson ha mentido un par de veces -¡un par de veces, caramba!- algo que nuestro campeón lo supera cualquier día del año, y lo mismo se puede decir del tenista serbio, que también debe estar asombrado de este puntillismo anglosajón, total, por tres mentiras.

El presidente de Estados Unidos, Nixon, tuvo que dimitir, no por espiar el congreso del partido político rival, sino porque mintió al decir que no lo había hecho. Por una mentira, fíjate. Vamos, si Boris Johnson les llega a decir a los británicos, hace unos meses, que pagarían la luz al mismo precio que hace tres años, igual ya no estaba de primer ministro.

"¡Qué raros son estos ingleses que al caballo le llaman horse!" ¡Qué extravagantes son estos australianos que no admiten una mentira en un campeón de tenis! Vamos, con decirles que un ministro alemán, tuvo que dimitir, por una irregularidad en su doctorado, se harán una idea de la diferencia que existe entre los países mediterráneos y los anglosajones.

En los países del Mediterráneo, inventores del zoco y del comercio, la mentira siempre fue un recurso de venta. Y, aunque los fenicios son los padres de todo ello, el término mentir procede del latin, y viene de mente, es decir que, antes de mentir, has pensado y has urdido la mentira, y has calculado el beneficio que con ello puede obtener. Los niños dicen la verdad cuando no piensan, pero si piensan son capaces de mentir. Pedro I, El Mentiroso, no es ningún niño, claro, y piensa, y tiene que estar asombrado de esta injusta fama mundial de Boris Johnson y de Novak Djokovic. Menos mal que está ocupado en que al que pierda una pierna en un accidente se quede cojo, pero pague impuestos de la indemnización. A más cojos, mancos y tetrapléjicos, el Gobierno recaudará más, mucho más. ¿Verdad o mentira? Da lo mismo. Le están robando el campeonato de la mentira a don Pedro.



Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Noche

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar