• Jueves, 25 de julio 2024
  • ABC

COPE

Barbosa: “Ahora ya a Cataluña le vamos a dar, como mínimo, una 'financiación singular”

Sergio Barbosa analiza la actualidad del día que pasa entre otros asuntos por la disposición de Sánchez otorgar una financiación singular a Cataluña

Audio

Sergio Barbosa
@sergio_barbosa_

Periodista

Tiempo de lectura: 6'Actualizado 10:12

El jueves se acaba la primavera y esto, lo mires por donde lo mires, huele ya a verano por los cuatro costados...

Tenemos ya a Herrera haciendo el Camino de Santiago, tenemos Eurocopa de fútbol y tenemos ya incluso hasta noticias que tienen que ver con las aventuras y desventajas de de los bañistas en la playa.

Primera historia playera de la temporada

Hoy, por ejemplo, vamos a ver si localizan en Gran Canaria, al tiburón martillo que ha obligado a cerrar nada menos que tres playas en esa isla.

Dicen que no suele ser peligroso para el hombre pero esa pedazo de aleta y ese pedazo de cuerpo de más de dos metros de largo moviéndose a gran velocidad, a pocos metros de la orilla como que no invitan a meterse en el agua.

Primero, hasta que las autoridades den permiso y, aun dando permiso, seguro que más de uno va a tardar unos días en meterse en el agua y dar la espalda al océano mientras observa el panorama de la arena.

Claro, los hay que no se meten si hay una medusa, imagínate un tiburón martillo.

En fin, que habrá que ver si se trata de un solo tiburón o de varios que se están dejando ver por diferentes playas, pero el caso es que ya tenemos la primera historia playera de la temporada.

Diez años de Felipe VI

¿Y de las cosas de la información pura y dura, de eso qué tenemos? Pues, mire, esta semana se cumplirán diez años del reinado de Felipe VI con lo que será un asunto del que hablaremos mucho y que va a sobrevolar los análisis de estos días, especialmente el próximo miércoles, que será el día exacto en el que se cumpla oficialmente la primera década de don Felipe al frente de la Jefatura del Estado.

Financiación singular

Pero resulta que hay otras cuestiones que tienen muy alterado el panorama político. Y es que, este fin de semana ha comenzado a cocerse, de verdad, lo que el jueves había dejado dicho María Jesús Montero.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Acuérdese que la ministra de Hacienda dejó caer, así a la manera socialista, un nuevo cambio de opinión consistente en que después de haber prometido de verdad de la buena que todas las autonomía tendrían el mismo trato fiscal ahora ya resulta que no.Ahora ya, aCataluña le vamos a dar, como mínimo, una financiación singular.

Y si eso ya provocó revuelo entre los presidentes autonómicos del PP y algún socialista como García-Page. Todo lo que hemos escuchado entre el sábado y el domingo sólo ha servido para que los españoles que viven en los territorios más desfavorecidos empiecen a sentirse como un pavo en Navidad.

Entre otras cosas porque es el propio Pedro Sánchez el que ha concedido a La Vanguardia una de esas entrevistas de gloria bendita, que se deja hacer de vez en cuando en medios que él considera poco hostiles para confirmar que, efectivamente, cuando el río suena agua lleva

Ya está Sánchez con sus cambios de opinión, con sus contradicciones a cuesta tratando de convencernos de que el PSOE, (el partido supuestamente campeón de la igualdad y de la justicia social) va a dar un trato económico diferencial a Cataluña pero que eso no va a romper el régimen común.

Cosa que, ya de por sí, es como creerte que se puede hacer una tortilla sin romper los huevos o que se puede conseguir la cuadratura del círculo.

Y más, si uno escucha a Marta Rovira, que es la fugada, (y muy fanática dirigente separatista), que se ha hecho con las riendas de Esquerra en las negociaciones para formar un nuevo gobierno catalán.

Rovira, (que tiene la potestad de pactar con Puigdemont o forzar una repetición electoral en Cataluña y dejar a los socialistas colgados de la brocha) ya ha dicho que, para apoyar a Illa como presidente catalán, no sólo quiere una financiación singular, sino directamente un concierto económico, con todas las letras, como el que tienen País Vasco y Navarra.

Se da la paradoja, por cierto, de que eso lo rechazó Pujol en su momento, pero ahora resulta que los indepes sí lo quieren porque lo consideranun paso previo para forzar un referéndum soberanista. Referéndum que Sánchez niega, como niega lo del concierto económico.

Pero es que, hasta hace dos días, el PSOE también negaba la financiación singular que es en lo que ya están oficialmente, tras la entrevista de Sánchez ayer en La Vanguardia.

Es decir, que, como nos temíamos muchos, la amnistía no iba a ser el último chantaje al que iban a someter a Sánchez y al que Sánchez se iba a dejar someter.

Queda por ver “el chantaje económico” que consiste en conseguir que Cataluña quede fuera del régimen común y tenga una relación bilateral para recaudar, dice Rovira, todos los impuestos e invertirlos en función de las necesidades de los catalanes.

(Cosa que es mentira porque cuando un separatista dice “invertir en las necesidades de los catalanes”, en realidad quiere decir invertir en las necesidades y caprichos ideológicos de los separatistas… mientras la educación de los niños catalanes se desploma en el INFORME PISA y la sanidad catalana sigue dando entre pena y asco).

Cosa que, a su vez, no les importa demasiado porque ellos mismos utilizan toda esa decadencia para alimentar la sensación de que las cosas van mal en Cataluña por culpa de España y que por eso hay que dejar hacer a los separatistas (aunque sean ellos los verdaderos culpables de la decadencia de esa tierra).

Es un bucle melancólico que los que hemos nacido o nos hemos criado en sea tierra conocemos demasiado bien.

El caso es que Esquerra calcula que, con el cupo catalán, recaudarían 52.000 millones anuales que es, para ellos, “el mínimo exigible” como paso previo al referéndum.

Y algunos dirán, “hombre, eso ni Sánchez será capaz de concederlo” porque se va a quedar si un voto fuera de Cataluña. Ya se quedaron preocupados el 9 de junio de lo que poco que se votó al PSOE en Andalucía o Madrid, lo que les hace falta ya es que hagan esto.

Bueno, pues repasen lo declarado por Sánchez en La Vanguardia dice el presidente que “es compatible mejorar el sistema de financiación autonómica desde el plano multilateral y al mismo tiempo articular una financiación singular para un territorio tan importante como Cataluña”.

Vamos, que les va a dar privilegio fiscal y financiero sí o sí. Y ahora de lo que se trata es ver cómo se la cuelan al resto del país con palabras bonitas.

Es más, Sánchez ya ha iniciado el proceso de cortejo a Esquerra y ha dicho que Esquerra y PSC tienen que entenderse porque son progresistas y los catalanes no quieren un gobierno PP-VOX en España, que es en lo que podría desembocar una patada al tablero de Puigdemont.

Patada, por cierto, que Puigdemont puede dar igualmente si Esquerra y el PSC se ponen de acuerdo y le dejan a él fuera de la Generalitat, pero bueno Sánchez ahora está en cortejar a Esquerra y lo de PUIGDEMONT ya lo tratará de manejar por otro lado, si es que puede.

El caso es que hay una cosa curiosa en todo esto y es que Sánchez asegura que “el futuro de España depende en buena medida de la relación entre el PSC y Esquerra".

Y hay que decir que, si eso es así, es porque él quiere porque él se ha empeñado en hacer pasar sus intereses personales por lo intereses nacionales.

El futuro de los españoles no debería depender de que se pongan de acuerdo dos partidos que cosecharon 872 mil y 427 mil votos respectivamente en las elecciones catalanas.

Es decir, ¿un millón 300 mil catalanes pueden condicionar la vida y el futuro de un país de 48 millones? ¿Eso es lo que nos está diciendo Pedro Sánchez? Pues parece que sí.

Y si Sánchez ya ha empezado a cantar la nana del privilegio fiscal, el que suena ya como todo un nacionalista de derechas es Salvador Illa que, así como el que no quiere la cosa, este fin de semana en cuanto escuchó las exigencias de Marta Rovira le faltó tiempo para hacer suyos los postulados de Esquerra, para poner en solfa el principio tan defendido por los socialistas de la justicia social.

Los datos de la Generalitat dicen que es la tercera en aportar y la decimoprimera en recibir, no la decimocuarta…

Pero, bueno en todo caso, qué interesante reflexión nos ha dejado el señor Illa, así sin comerlo ni beberlo: resulta que uno tiene que recibir en función de lo que da.

Dicho de otro modo: Illa ha mandado a hacer puñetas ese mantra socialista de “a cada uno en función de lo que necesite, de cada cual en función de sus capacidades”.

Es decir, toda la vida pensando que el que más tenía debía aportar más que el que tenía menos y ahora resulta que no que si eres el tercero en dar, tienes que ser también, más o menos, el tercero en recibir. ¿Y entonces, el decimocuarto o el decimoquinto por la cola? Pues que se apañen.

Es decir, somos muy socialistas, pero sólo de puertas hacia dentro de lo que consideramos nuestro cortijo. O dicho de otro modo, “más que izquierdistas en realidad somos nacionalistas de lo nuestro” que es algo que algunos veníamos sospechando también desde hace tiempo.

Con lo cual, si hacemos caso a Salvador Illa y al PSOE sanchista ya podemos revisar, para el próximo ejercicio de la renta, los tramos del IRPF y conceptos tan sacrosantos para la izquierda como la progresividad.

O sea ¿qué es eso de que alguien que gane mucho tenga que aportar casi la mitad de su renta para que otros menos favorecidos puedan tener más? El que aporte un 45% que reciba también un 45% en ayudas, ¿no?

O eso sólo aplica para territorios y no para ciudadanos ¿Y por qué sólo para territorios?

Fíjense, el PSOE ya había dejado de ser un partido conceptualmente español, para convertirse en la oficina de defensa de los intereses separatistas en Madrid… pero es que ahora ya ha dejado de ser de izquierdas.

La propaganda sanchista seguirá afirmando lo contrario, pero la realidad es la realidad. y la realidad es la que emana de lo defendido por Sánchez Illa.

Y todo esto mientras la aplicación de la amnistía no está nada clara y mientras Sánchez ha aprovechado esa última entrevista para volver a amenazar a los medios críticos, ahora que su mujer y su hermano están siendo investigados a raíz de investigaciones periodísticas.

Dice que va a dar una vuelta de tuerca al derecho al honor y derecho a la rectificación.

A ver si se lo aplican y se ven obligados a rectificar cuando llama ultraderecha a quien no es ultraderecha, y sólo le limita a defender el Estado Derecho y la separación de poderes.



Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar