COPE

Barbosa: “La Cumbre de la OTAN ya se ha apuntado un hito al conseguir la mayor ampliación de la Alianza”

Analiza Sergio Barbosa las horas previas al inicio de la Cumbre de la OTAn en Madrid con la importante adhesión a la Alianza de Finlandia y Suecia

Sergio Barbosa

Sergio Barbosa

Periodista

Tiempo de lectura: 7'Actualizado 08:23

Audio

¿Qué tal, buenos días? Saludos de Sergio Barbosa, en nombre de la gente que hace posible ‘Herrera en COPE’ en este miércoles 29 de junio de 2022.

Siempre que uno se pone delante de un micrófono, siente la necesidad de imaginarse quién le puede estar escuchando. Ayer, por ejemplo, nos acordábamos de los controladores aéreos de Torrejón de Ardoz y de Barajas, que menudo día tuvieron, coordinando todos los aviones que se presentaron de golpe en Madrid para la Cumbre de la OTAN. Desde luego, no es un trabajo para los que se estresan fácilmente.

Y hoy, miren, aún a riesgo de parecer corporativistas nos queremos acordar de los compañeros periodistas que están acreditados en IFEMA y a los que les van a soplar 7 euros por un sándwich o 20 euros por el menú. Desde luego, no hace falta que nos juren que la inflación ha llegado a nuestras vidas.

Y, fíjense, esta mañana también hay mucho madrileño que mira así con cierto resquemor a los políticos que tanto dan la lata con las emisiones de los coches y a los controladores de la hora, que están a la que cae para ponerte una multa y estos días, en cambio, están haciendo la vista gorda con los coches oficiales aparcados en medio de la Plaza Mayor mientras a Biden se le permite circular por Madrid Central con un coche queconsume más de 60 litros a los cien kilómetros. Los compañeros del Correo Vasco han hecho un cálculo y dicen que el coche de Biden se fundiría 140 euros en ir de Bilbao a San Sebastián. Como está la gasolina, ni uno de Bilbao se atrevería a usar un coche así y más con lo que contamina. Pero bueno, ya saben cómo va esto, un día es un día y hoy sí que sí.

Audio



Este miércoles será recordado como el día en el que comenzó aquella importantísima Cumbre de la OTAN, en la que España ejerció de anfitriona. La Cumbre en la que Rusia había invadido Ucrania y en la que Europa tenía miedo, literalmente, a pasar frío el siguiente invierno.

La Cumbre que abordó la guerra de Ucrania, la guerra del gas, la guerra de la inflación y la guerra por un nuevo orden mundial. Y todo, con un mundo atribulado, desconcertado, porque apenas había empezado a salir de lo peor de aquella pandemia del covidque asoló el planeta.

Miren, los periodistas llega un momento que tratamos de evitar el calificado “histórico”, porque ciertamente se suele abusar mucho de él. El ser humano tiene tendencia al presentismo: a creer que lo que a él le pasa y lo que él vive es lo más importante que jamás ha pasado. De manera, que, a poco que te descuidas, parece que todo es histórico y luego cuando lo ves con la perspectiva de la historia, resulta que tampoco es para tanto.

Pero la verdad es que, a veces, en los pliegues de la Historia hay momentos que suponen un punto de inflexión. Y todo indica que, efectivamente, ahora mismo estamos en uno de ellos. De hecho, no es descabellado pensar que, dentro de un tiempo, los historiadores dirán que, más o menos, en los días que nos ocupan, terminó una época y empezó otra. Aquí terminan esos 30 años de relativa complacencia, en la que el mundo liberal se ha sentido dueño del mundo, tras vencer al comunismo.

Es verdad que tuvimos amenazas como el yihadismo, es verdad que desde 2001 ha sorprendido el crecimiento de China, con esa mezcla de comunismo político y economía capitalista pero Occidente creía estar, más o menos, en el trono mundial. Pero he aquí que el crecimiento de Asia, con China al frente y el resurgimiento nacionalista de Rusia ha planteado lo que la OTAN llama la vuelta a un mundo impredecible.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Y en eso estamos, en ver cómo Estados Unidos y Europa, (sobre todo Estados Unidos, que es la que sigue manejando la barca), a través de un instrumento como la OTAN, gestionan la nueva situación.

De momento, esta Cumbre ya se ha apuntado un hito, que quedará en los anales, como es la mayor ampliación de la Alianza desde que algunos países del Pacto de Varsovia se cambiaran de bando. Ayer mismo, en uno de los pabellones de IFEMA, Suecia y Finlandia confirmaban que van a ingresar en la OTAN. Y eso después de que Turquía haya levantado su veto, tras conseguir que esos países dejen de apoyar a los kurdos, una minoría con la que Turquía tiene tensiones territoriales, con violencia terrorista incluida.

Audio



Y, miren, por lo pronto, esta cumbre también ha servido para que Joe Biden visite La Moncloa para gozo y satisfacción del presidente Pedro Sánchez. Bueno, bueno, el presidente de Estados Unidos diciendo que Pedro Sánchez tiene liderazgo y agradeciendo ese liderazgo en estos momentos de crisis.

Estaba Sánchez ayer desquitándose de todos los sinsabores de su política internacional y del choteo que tuvo que aguantar por el paseíllo con Biden de hace un año. Es verdad que como el Gobierno ha sido incapaz de traer a Biden a España en una Cumbre Bilateral, han querido aprovechar que tenía que venir, sí o sí, para la Cumbre de la OTAN, para hacer algunas de las cosas que se podrían haber hecho si tuviéramos una relación verdaderamente de tú a tú con Estados Unidos.

Audio



Así que España ha aprovechado, por ejemplo, para aprobar con Estados Unidos una Nueva Declaración Conjunta, que actualiza la de 2001, que se firmó en tiempos de Josep Piqué como ministro de Exteriores.

A partir de ahí, pues llama la atención que en la declaración sin preguntas que ofrecieron Sánchez y Biden en Moncloa, en la jornada previa a la Cumbre que arranca hoy, no se dijo ni Pamplona de la protección de Ceuta y Melilla. Y ya sabemos que el entorno mediático del sanchismo ha estado vendiendo como un posible gran logro de España conseguir que en esta Cumbre quede más claro que las dos ciudades españolas del norte de África están en el radar geográfico de la Alianza, en caso de agresión. Pues de eso, de momento, ni media palabra.

El Rey recuerda a la OTAN que las amenazas para Europa llegan también por el sur



Lo que sí ha hecho Biden es venir un poco a Moncloa como cañita brava ¿eh?, aquello de “Torrente, me debes seis mil pesetas de güisky y ya no te fío más hasta que me pagues”. Bueno, pues un poco así ha entrado Biden en Moncloa y lo primero que la ha dicho a Sánchez es “Pedro, me debes más dinero en presupuesto de Defensa”.

Y ahí, el presidente español ciertamente se ha comprometido a aumentar nuestro presupuesto en Defensa y la contribución que hacemos a la OTAN, donde somos el segundo país que menos se estira. Pero habrá que ver qué sale de ahí, porque el objetivo debería multiplicar por dos la inversión en Defensa en tan sólo un año y España pretendía llegar a ese objetivo pero tomándose un poco más de tiempo.

Así que, a la que Pedro Sánchez aclare en esta Cumbre si pega todo ese estirón de golpe al capítulo de gasto militar o trata de marear un poco a la OTAN como hace con las reformas económicas y la Unión Europea, lo más socorrido, de momento, para salir del paso ha sido ofrecer lo que tenemos como el buen pasiego, que te ofrece su casa y lo que tenga de comer. ¿Y a qué le hemos dicho que sí a Biden, sin ponerle mayores problemas? Pues a aumentar la presencia de buques de guerra estadounidenses en la base de Rota, en Cádiz. Que pasen de cuatro a seis destructores. Entre eso, y vender mucho nuestros esfuerzos en la OTAN, Sánchez cree haber quedado como un señor delante de Biden.

Biden aumentará los destructores de Estados Unidos en España, un aliado indispensable para el país



YA HAY FECHA PARA EL DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA NACIÓN


Bueno, pues hoy vamos a hablar en profundidad de la Cumbre de la OTAN, pero sin perder tampoco de vista esa gran novela de pícaros en la que se ha convertido el sanchismo.

Porque, en las cosas de casa, la verdad es que el Lazarillo de Tormes, El Guzmán de Alfarache, El Buscón, Rinconete y Cortadillo... bien podrían ser ministros o directores generales de este nuestro gobierno. O aspirantes a copar las direcciones del nuevo INE, del CIS, del CNI, de INDRA, etc, etc.

Un Gobierno que, fíjense, después de retrasarlo todo lo posible, con la coartada de la pandemia y lo que no es la pandemia, ayer, aprovechando que toda la atención mediática estaba centrada en la llegada de las comitivas de la Cumbre de la OTAN, hizo saber de forma discreta, así sin darle mucha importancia, que el Debate sobre el Estado de la Nación por fin ha sido convocado.

Y resulta que se celebrará el 12, 13 y 14 de julio. Es decir, que Sánchez da el visto bueno al debate, ahora que sabe que el líder de la oposición es Núñez Feijóo, que no puede darle la réplica porque no es diputado. Y, encima, en verano, con el personal ya en la playa o con la cabeza puesta en la playa. Y luego, además, esto le viene bien a Sánchez para que no le digan que menosprecia el Congreso y que siente muy poco respeto por los procedimientos institucionales.

Claro, queda feo que tú pidas la renovación del Poder Judicial, si ni siquiera te dignas a convocar el Debate sobre el Estado de la Nación, que es tu obligación y que es uno de los procedimientos fundamentales para que un Gobierno rinda cuentas en democracia.

Por cierto, hablando de Núñez Feijóo, l líder del PP sigue indignadísimo con la colonizaciónque está llevando a cabo el Gobierno de las instituciones del Estado. Ya contábamos ayer que lo último ha sido forzar la marcha del presidente del Instituto Nacional de Estadística porque el PIB y el IPC contradecían los análisis del Gobierno, así que van a poner a un Tezanos de la estadística para que aplique una metodología que le vaya bien al Ejecutivo.

Y el CIS, pues ya saben, dirigido por un señor que no tiene problemas en reconocer que él hace las encuestas oficiales con dinero público, estando al mismo tiempo muy comprometido políticamente con Pedro Sánchez.

Y en servicios secretos quitaron a una señora que se limitó a hacer su trabajo, que consistía en controlar, con órdenes judiciales, a los separatistas que estaban quemando Barcelona.

Y al Tribunal de Cuentas lo pararon para que no importunara a esos separatistas.

Y en el Tribunal Constitucional quieren forzar una mayoría progresista.

Y así podríamos estar hasta mañana, aunque la última, la verdad es que ha sido buena.

Esta mañana hay sesión de control al gobierno, sin Pedro Sánchez pero el resto del ejecutivo y el PP quería cambiar una pregunta para interpelar a María Jesús Montero por el asalto a la empresa cotizada Indra. Ya saben que esta misma semana, el Gobierno ha forzado la dimisión de los consejeros independientes y que el espectáculo que se está dando en esa empresa ha hecho que otra consejera haya decidido marcharse. Lo anunció hace 48 horas.

Bueno, pues en la Junta de portavoces del Congreso ha cogido Rafael Simancas (la versión masculina en el PSOE de Adriana LAstra, el que junto con ella se hizo la primera foto de la infamia con los filoetarras de Bildu para blanquearles) y ha dicho que no procede cambiar ese cambio de pregunta. Pero agárrate, porque según Simancas, el reglamento del Congreso impide hacer preguntas que no sean de actualidad y, según él, lo de Indra no está de actualidad.

¿Son de Rinconete y Cortadiollo o no son de Rinconete y cortadillo?

Pues no se lo pierdan, porque ahora resulta que, para sacar la Ley de Memoria Democrática, el PSOE ha pactado que la investigación y condena de los crímenes franquistas se alargue hasta los crímenes de los GAL.Cosa que no parece vaya a reforzar precisamente el relato de las víctimas, sino más bien el de los verdugos.

Pero desde que Simancas, con Adriana Lastra, se hicieron aquella primera foto en el Congreso para blanquear a Bildu, cualquier cosa cabe en esta novela de pícaros.

ctv-yo7-8c68e645d1e4b57bc27172b65ae6474fcc925ad8w




Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Mediodía COPE

Mediodía COPE

Pilar García Muñiz

Escuchar