• Miércoles, 28 de febrero 2024
  • ABC

COPE

Carlos Herrera: "Democracia es que el Gobierno votado por la mayoría está controlado por los contrapoderes"

Analiza Carlos Herrera la decisión adoptada por el Tribunal Constitucional de frenar su reforma exprés

Carlos Herrera

Carlos Herrera

'Herrera en COPE'

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 12:06

Vídeo

Señoras, señores, me alegro, buenos días

¿Cómo le van las cosas en este 20 de diciembre del 2022? Es un día de martes, y miren, por el tronar de las declaraciones de algunos, pareciera que hoy no fuera amanecer; y tranquilidad todo el mundo. A las 8:33 saldrá el sol, no se han registrado en las últimas horas rastros de ninguna de las plagas de Egipto, los servicios públicos funcionan normalmente, mejor o peor, pero no estamos en el umbral de ningún apocalipsis. El Tribunal Constitucional paralizó el debate y la aprobación parlamentaria de dos enmiendas en el Senado, dos enmiendas paralizadas por haberse tramitado irregularmente. El Tribunal Constitucional no ha entrado en la sustancia de las enmiendas sino en el procedimiento. Esees el apocalipsis que nos anuncia el sanchismo político mediático, judicial y compañía; a que el Tribunal diga esas dos enmiendas están mal tramitadas, tramítelas por la vía adecuada, punto. Lo demás, bueno, ya saben ustedes, polvareda, la polvareda que han levantado algunos con la perversa intención de que a la gente le cueste entender lo que realmente está pasando. Bueno pues, sople o mueva la mano para disipar esa polvareda.

Audio


Porque hora les cuentola decisión que adoptó anoche el Tribunal, pero lo fundamental es que no se crean ustedes la propaganda del Gobierno de que esto es el fin del mundo, no, no. Es el funcionamiento normal de las instituciones, es algo, es cierto no tiene precedentes, pero tampoco tiene precedentes que los delincuentes reescriban el Código Penal y en eso estamos. Esta reforma que ha abanderado el gobierno de Sánchez es una reforma del Código Penal para unos pocos, que además son delincuentes. Vivimos una etapa sin precedentes porque nunca ha habido al frente de la Jefatura de Gobierno un individuo dispuesto a traspasar todos los límites y las convenciones de una democracia liberal, ese es el verdadero problema.

Anoche, el Tribunal decidió aceptar un recurso de amparo que presentó el PP, luego se sumó Vox, por la vulneración de sus derechos políticos al haber tramitado de forma irregular las enmiendas que modificaban las leyes orgánicas del Poder Judicial y del Constitucional. El Tribunal aceptó también las medidas cautelarísimas, que es la paralización del debate de esas dos enmiendas que solicitaba el recurso. ¿Qué argumentos daban los populares para plantear ese recurso? El PP no presentó un recurso de inconstitucionalidad contra el contenido de las reformas, eso es que solo se puede presentar una vez la ley está aprobada. Lo que presentaron es un recurso de amparo previo a debatir el contenido de las enmiendas, y esa petición se basa en argumentos formales de vicio legislativo en la tramitación. A saber, intento explicárselo de la forma menos técnica posible o menos complicada posible. Utilizar el trámite de enmiendas en una proposición de ley para modificar leyes orgánicas; utilizar el trámite de enmiendas que no tienen nada que ver con el texto enmendado, eso los expertos lo llaman homogeneidad; no dar audiencia a los órganos afectados por la reforma y no solicitar informes preceptivos de órganos constitucionales.

Es decir, el populismo quiere siempre impunidad, que el que gana las elecciones igual que tiene mayoría gubernativas, sobre todo, si son ellos tengan todos los poderes. Eso es totalitario. Con lo cual la decisión del Tribunal, es una decisión de sentido común jurídicamente razonable porque reivindica el derecho a las minorías a no ser ignoradas. Consejo del Poder Judicial, Consejo de Estado, Consejo Fiscal; todos esos, deberían haber hecho informes preceptivos y en los dos primeros puntos que le he contado, el trámite de enmiendas de una proposición de ley para modificar leyes orgánicas o de enmiendas que no tienen nada que ver con el texto enmendado. Hay jurisprudencia de hasta tres sentencias previas del propio Tribunal, a petición precisamente del Partido Socialista. O sea, lo que argumentaba el PP es que se habían retorcido los reglamentos de práctica legislativa para hurtar a la oposición el debate de las enmiendas sobre asuntos muy importantes. Se ha hecho un uso fraudulento en los trámites parlamentarios para limitar la labor de la oposición. Pero es que además el Pleno considera que la relevancia de las leyes recurridas justifica la suspensión cautelar. Con estas enmiendas no se pretendía modificar dos leyes irrelevantes, lo que se pretendiera era alterar por la puerta de atrás dos leyes básicas de llamado bloque de constitucionalidad de nuestro ordenamiento jurídico. La ley del Tribunal Constitucional, la ley del Consejo del Poder Judicial.

Lo que pasa es que todo esto ha desbaratado el calendario a Pedro Sánchez que decía 'yo en la Navidad, cuelo toda este baturrillo de cosas, que la Navidad está todo el mundo con, digamos el sistema de alerta algo más trastocado por la infinita bondad y el nacimiento del Niño y bla bla, bla… Y luego, yo ya en enero tengo el calendario despejado para poner el riego por maneto'. Y esto, le ha fastidiado los planes. Porque oiga, la derogación de la sedición sigue adelante; el abaratamiento de la malversación a petición de los propios delincuentes sigue adelante; lo que no puede seguir adelante es cambiar las mayorías constitucionales para renovar el Tribunal de forma atropellada, contraria el espíritu y la letra de la Constitución. El Pleno se ha dividido en todas las votaciones entre los dos bloques y se anuncian votos particulares, pero la decisión es legítima. Lo que no es legítima es la campaña brutal, antidemocrática, matonil, que el Gobierno y sus socios han emprendido contra los magistrados del Tribunal y que comenzó desde el momento en que se conoció la interposición del recurso de amparo. Acusaciones coordinadas de golpismo, denuncia de Sánchez en Bruselas de un complot mediático judicial, las admoniciones de Bolaños sobre las consecuencias gravísimas de la decisión y luego están las informaciones de los portalitos de Belén y del periódico El País sobre supuestas dádivas ofrecidos a los magistrados y… Oiga, es una vergüenza ver al Gobierno convertido en la punta de lanza del acoso de las instituciones y organizando una cacerolada mediática contra el Constitucional, esto no es una conspiración es una decisión legal y razonable.

Ayer, después de conocerse la decisión, comparecieron presidentes del Congreso y Senado, los dos atacaron, claro, la decisión del Tribunal porque se vulnera la autonomía legislativa del Poder Legislativo, etc,etc… bueno. Están en su derecho de decir tonterías, que es lo que se espera de ellos. La diferencia es que el Constitucional va a escuchar sus quejas y sus argumentos, pero ellos no quisieron escuchar las quejas ni los argumentos de la oposición en la tramitación de las dos famosas enmiendas. O más extraño fue la comparecencia de Gracita Bolaños al que en teoría no se lo había perdido nada en la fiesta, o sea, la decisión del Tribunal afecta a las Cortes, al Poder Legislativo pero no al Gobierno.Pero allí estaba Bolaños, que acumula revolcones del Constitucional como otros coleccionan sellos que también quiso salir anoche a criticar el Tribunal de Garantías que es lo que es el Tribunal Constitucional. Así, bueno, habrá que repetir hasta el aburrimiento el ABC de la democracia. La democracia no se define por el hecho de votar, porque en muchas dictaduras se vota, en Venezuela sin ir más lejos; lo que define la democracia es que el Gobierno votado por la mayoría está controlado y limitado por los contrapoderes. El poder legislativo es soberano para legislar, claro, siempre que respete los derechos de las minorías; y si no lo hace el árbitro, es decir, el TC, está en la obligación de actuar.

Que no se rasguen las vestiduras, les han tumbado dos enmiendas por chapuzas y por aprovechateguis, les han devuelto el toro a los corrales, no hay más. Y hoy se reúne el Poder Judicial para intentar llegar a un acuerdo sobre sus dos candidatos al Constitucional. La ley establece que se han de elegir de manera colegiada por tres quintos del Consejo, es decir, por 11 vocales, no por menos como pretendía el Gobierno. Pero bueno, eso ya es otra historia que ocurrirá a lo largo del día de hoy y que iremos conociendo con más tranquilidad.

Audio


  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar