COPE

Luis del Val: "Ignorar los problemas es el camino que conduce a la catástrofe"

Audio

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:05

Cuando veo una manifestación, mi primer impulso es ponerme del lado de los manifestantes. Debe ser que el anarquista que llevo dentro se niega a la jubilación. Luego, me informo, y entonces formo mi opinión según los datos. Y, según los datos, los manifestantes en Francia no tienen razón, porque el sistema de pensiones debe reformarse, a no ser que pretendan que dejen de cobrar pensiones los jóvenes de hoy. Macron tiene razón en que no puede persistir un sistema que permite, en muchos casos, jubilarse a los 52 años. Recordemos que, en Grecia las peluqueros, los camareros y los locutores se jubilaban a los 50 años ¡Qué suerte! Pero la suerte dura poco, porque ya vemos cómo está hoy Grecia. 

En Francia hay déficit, pero nada comparado con el de España que, según datos, cada año la diferencia entre lo recaudado y lo gastado oscila entre los 18.000 millones de euros y los más de 20.000 millones. Cada año. Porque para sostener el sistema se necesitaría que trabajaran y cotizaran 29 millones de personas, y no llegan a veinte millones. Y todavía un cínico, que pretende ser vicepresidente del Gobierno, dijo no hace mucho que había que subir las pensiones. Vale, tío. Y la estatura para que no haya bajitos en España, y todos midamos, como mínimo un metro ochenta centímetros. 

El sistema de pensiones es un problema en todos los países de la Unión Europea, pero en España resulta pavoroso, porque sólo puede resolverse con un consenso, cuyas medidas no llenarán de gloria a nadie. Y se pasan la pelota de una gobierno a otro, y cada día la deuda es mayor y del problema adquiere mayores dimensiones. 

Cuando la crisis, que tantó tardó en ver Zapatero, hubo que congelar las pensiones e incluso bajar el sueldo de los funcionarios. Y se habló de trasladar los festivos que cayeran en mitad de la semana al lunes para evitar puentes largos. Lo digo hoy, precisamente, en el que no sólo no se hace eso, sino que el festivo que cae en domingo, como la Inmaculada. se traslada al lunes para que el puente se convierta en acueducto. 

A ningún político le agrada hablar de recortes, de subidas de impuestos y de bajadas de nómina. Ni a nadie, claro. Pero el inmenso problema que tenemos no lo va a solucionar Houston, sino nosotros. Y, desde luego, proponer que se blinden las pensiones al IPC, cuando hay un déficit pavoroso, agrava el problema. Hombre, sí, hay soluciones monstruosas, como asesinar a todos los mayores de 76 años, con lo que podrían incluso subirse las pensiones. Pero no creo que haya consenso. Y el problema está ahí con gobierno progresista, con gobierno conservador e incluso sin gobierno. A Casandra nadie le tenía simpatías porque anticipaba las cosas horribles que iban a venir. Y no la creía nadie. Lo malo es que lo desagradable ocurría, porque Casandra podía resultar muy antipática, pero tenía razón. En Francia han optado por no hacer caso a las malas noticias y echarse a la calle a protestar de la realidad. Pero la realidad es inmune a las protestas y no le afectan el número de manifestantes. Que tengan feliz puente. Y lo siento, pero ignorar los problemas es el camino que conduce a la catástrofe.  

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Reproducir
Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Escuchar