Boletín

Los peligros del bronceado excesivo y el melanoma en Poniendo las Calles

El doctor Agustín Buendía explica cómo prevenir y evitar los riesgos derivados de estos 

Audio

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 03:37

Siempre damos la espalda al cuidado de nuestra piel. Nos gusta el sol, la playita. Pero a veces olvidamos lo más importante. El pasado cuenta en la piel. Hay que tener mucho cuidado con el sol porque puede convertirse en nuestro peor enemigo. Hay un dato verdaderamente alarmante. Cada 9 minutos muere una persona por melanoma en todo el mundo. Hay que tener en cuenta que una excesiva exposición al sol aumenta el riesgo de padecer cáncer. Y nadie se exime de eso. Por eso, es muy importante siempre protegerse y no pasarse horas y horas al sol porque al final pasa factura en nuestra piel.

La prevención es la mejor solución. Así lo ha anunciado la Fundación Piel Sana de la Academia Española de Dermatología y Venereología en la campaña Euromelanoma 2019 que busca concienciar a la población española poniendo el foco en la vigilancia de la piel y centrando su atención en los mayores de 65 años. En Poniendo las Calles, nos atendía el doctor Agustín Buendía quien nos explicaba con todo detalle el problema real al que nos enfrentamos. Además, Agustín Buendía es coordinador general de la campaña Euromelanoma.

Cada año se diagnostican 5.000 casos de melanoma en España. “Tomar el Sol durante mucho tiempo provoca un gran daño en la piel. La radiación ultravioleta se va acumulado, por eso la piel tiene memoria, y puede llegar un cáncer de piel o el fotoenvejecimiento”, explicaba Buendía.

“Hay fotografías de una revista de impacto en la que muestran cómo un camionero tenía mucho más envejecido el lado que daba a la ventanilla”, apuntillaba el doctor sobre el cuidado de la piel en todo tipo de situaciones.

Siempre nos han dicho que la crema solar es la mejor prevención para el Sol pero también es verdad que a veces nos protegemos y luego llegamos a casa y vemos que nos hemos quemado.

“Es que una cosa no quita la otra. El bronceado es un mecanismo de defensa de la piel ante una agresión externa. Hay personas con ninguna facilidad para broncearse, pero se empeñan… y ahí está el peligro”, detallaba Agustín Buendía.

Si echamos la vista atrás hace unos 30-40 años vemos que hemos avanzado en el tema de la protección y ahora estamos mucho más concienciados. “La solución real es tomar el Sol con sentido común”.

Lo más