Boletín

“Basta que una mujer presente una denuncia falsa de violencia de género para que te lleven al calabozo”

El abogado Felipe Mateo ha explicado cómo está la legislación en España al respecto 

Audio

 

ImparablesImparables

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 01:54

En España, la ley establece que el término violencia de género se utiliza exclusivamente para la atención a mujeres víctimas de maltrato por parte de un hombre. Al revés es considerado un caso de violencia doméstica, lo que supone legalmente una pena inferior.

El informe sobre violencia doméstica del Consejo General del Poder Judicial correspondiente al año 2011 (a día de hoy no se ofrecen datos más recientes), un total de siete hombres murieron asesinados por sus parejas o ex parejas frente a las 62 mujeres en ese mismo periodo. La falta de apoyos jurídicos, los problemas de credibilidad o el miedo al ridículo, son algunos de los factores que hacen que el varón no denuncie estas situaciones.

El abogado especializado en derecho de familia, Felipe Mateo Bueno, ha explicado en 'Imparables' que “la legislación es desigual y lamentablemente vamos a peor. Para empezar, si el hombre es quien agrede a su mujer o expareja, la pena que se le impone es superior a la que se aplicaría a una la mujer si comete las mismas agresiones hacia el hombre. Lo más grave de todo es que con tan solo una denuncia que interponga la mujer por violencia de género, supone automáticamente la detención del varón independientemente de que no la haya tocado, mientras que si fuera al revés, la Policía lo primero que hace es convencer al hombre para que no denuncie.”

El letrado asegura que a sus clientes les aconseja que, en caso de que su mujer le ponga la mano encima, opte por dos opciones: “Que salga corriendo o se deje pegar, pero que no se le ocurra repeler la agresión, ya que de lo contrario te arriesgas a ser condenado por violencia de género. Tienen todas las de ganar. Simplemente con denunciar una agresión, independientemente de que realmente se haya cometido o no, el hombre ya se puede olvidar de tener la custodia de sus hijos, ni siquiera la compartida. Incluso hay casos de hombres maltratados en los que la mujer ha sido condenada, y pese a todo la custodia la tienen ellas. Al revés sería impensable.”

El miedo atenaza en estos casos a los hombres, al sentirse indefensos: “Basta que una mujer denuncie unos hechos, una amenaza, una mala mirada...para arruinar la vida del hombre. De hecho, hay quienes denuncian a sus parejas los viernes, porque si lo haces ese día, al ser en fin de semana, en muchas ciudades supone quedarse los dos días en el calabozo, hasta que el lunes pase a disposición judicial. En ciudades grandes, con más juzgados de guardia, es menos frecuente que ocurra, pero en las pequeñas sí sucede. Y hay mujeres que lo saben y denuncian con malas intenciones.”

Felipe Mateo ha detallado que actualmente está llevando treinta casos de este tipo en su bufete. Asegura que es una cifra muy baja comparado con las que podría haber si todas las víctimas denunciaran. En cuanto al perfil de los afectados, ha explicado que es similar al de una mujer cuando es víctima: “El patrón de conducta del maltratador es igual si es hombre o mujer. Los primeros pasos que se dan es aislar a la víctima de su familia y amigos. Se inicia así un camino que puede culminar en un maltrato psicológico, físico, problemas de autoestima...”

Lo más