La misionera española que acoge a niñas en uno de los barrios más pobres del mundo en Mumbai

Primi Vela es misionera y hermana de la Caridad de Santa Ana, y trabaja en un barrio periférico de la ciudad de Mumbai en la India

La misionera española que acoge a niñas en uno de los barrios más pobres del mundo en Mumbai

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 14:06

Unos 20 millones de niños entre 5 y 15 años viven en la calle en la India, a causa de la pobreza, el abandono, o la desestructuración familiar. Estos “niños de la calle” son totalmente rechazados por la sociedad y su número crece día a día. En ese terreno trabaja la misionera Primi Vela, de las Hermanas de la Caridad de Santa Ana, que atienden el Hogar Ankur, en el barrio periférico de Mira Road, al norte de Mumbai.

Este hogar se inauguró en 1997 y en él acogen a doscientas niñas de la calle que son traídas por la policía desde los enormes slums de la ciudad. Desde hace diez años las misioneras han abierto también la residencia infantil masculina Dilkush.

Muchos de estos niños y niñas mantienen algún vínculo familiar y sobreviven robando, pidiendo limosna, vendiendo periódicos y flores o lustrando zapatos para ayudar a completar los ingresos de  la familia. Otros muchos han roto con todo vínculo familiar y hacen de la calle su modo de vida.

Las religiosas tratan de seguir el lema de Jesús: “He venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia.” Esa vida es la que tratan de comunicar a los niños del hogar, ayudándolas a reafirmar su personalidad, a integrarse en la sociedad como personas sanas que en el futuro puedan trabajar y formar nuevas familias que eduquen a sus hijos como ciudadanos responsables del futuro de su país.

Como dice Primi Vela se trata de enseñarles a vivir. Y de hecho los niños y niñas del hogar son más felices y sus resultados escolares son buenos por el apoyo recibido. Muchos han conseguido terminar una carrera universitaria y han conseguido buenos puestos de trabajo. Pero sobre todo le satisface que llegan a ser hombres y mujeres íntegros y verdaderos agentes de cambio social.

Lo más