La llamada especial desde el Vaticano por la Pascua a un español con parálisis cerebral

El vecino de 47 años de la localidad cordobesa de Montilla había pedido a un cardenal que le diese una carta al Papa, a la que contestó llamándole

ctv-9la-papa-montillano

Redacción religión

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:32

Es Lunes de Pascua en Montilla, en la provincia de Córdoba. Suena el teléfono en casa a las 16:45 horas. Al otro lado se escucha una voz amable y con acento argentino. Se trata del Papa Francisco, que preguntaba por la persona que, en esa casa, le había escrito una carta. 

Es la historia de un vecino montillano de 47 años que sufre parálisis cerebral. La llamada la tiene que atender su madre. Él no puede hablar por su enfermedad. Su madre pone el teléfono en manos libres.

El hombre escucha la voz del Santo Padre y sí puede expresar con gestos su alegría por el detalle del pontífice, según fuentes de la Diócesis de Córdoba. Sus familiares aseguran que este devoto de la fe espera el momento de "poder ser abrazado por el Papa"

ctv-ofe-20190423-carta-de-montilla-al-papa-francisco-1

El Papa Francisco le transmitió que rezaba por él y por su familia. También, les pidió a ellos que hicieran lo mismo: que rezaran, en este caso, por él y su pontificado.  La mujer explicó al Papa la cercanía y vinculación de la familia con la madre Ariana y las Hermanas Carmelitas de Lucena. Estas monjas también le resultan familiares al pontífice. Son a las que llamó a felicitarles la Navidad en 2016. 

Este hombre participaba en el acto de inauguración del Año Jubilar de San Juan de Ávila, que se celebró el pasado 6 de abril. Allí coincidió con el cardenal Beniamino Stella. Después de saludarle, le pidió al purpurado un favor: que entregase la carta que había escrito al Papa Francisco. 

¿Qué ponía en esa carta? En la misiva hablaba de los deseos que tenía de poder conocer a Francisco en persona y le explicaba cómo vivía la fe. Tanto es así que, en su entorno, le conocen como un hombre entusiasta y comprometido con la Iglesia católica, a pesar de su parálisis

Lo más