Obispos diocesanos

D. Amadeo Rodríguez Magro

Obispo de Jaén

50 años de compromiso sacerdotal

Un pastor no solo debe conocer a su rebaño. Un pastor, además tiene que saber casi de memoria dónde, cuándo y cómo su rebaño recorre los paisajes en los que se despliega la historia común de todos, pero también las vidas íntimas y propias de cada uno de sus miembros.

Así que con esa primera intención llegó a Jaén (tierra de ásperas jotas y acentos de frontera entre la meseta y el mar) Mons. Rodríguez Magro desde su tierra extremeña. Una tierra no muy diferente de la jienense en la que las gentes también desarrollan su fe de una manera efusiva y espontánea en populosas manifestaciones religiosas que no están reñidas con la creencia propia y única que anima el interior del alma.

Fue el 9 de abril de 2016 cuando se hizo público el nombramiento de Don Amadeo como Obispo de Jaén por Su Santidad, el Papa Francisco. Se convirtió así en el número 75 de los prelados de la Diócesis del Santo Reino y tomó posesión el 28 de abril acompañado de 2.000 fieles y casi treinta prelados entre Cardenales, obispos y arzobispos.

Es el obispo de Jaén un hombre comprometido con los pobres, los marginados, los sin techo, los enfermos, los presos… también han sido parte de su ocupación y preocupación como Pastor de la Iglesia de Jaén.

Y así el tiempo ha ido pasando y le sorprendía en Jaén la efeméride de los 50 años de su ordenación sacerdotal. Algo que celebró con verdadero entusiasmo. Feliz de ser sacerdote y sentirse elegido por el Señor como pastor de su rebaño.

Se trata de un hombre sencillo, afable en el trato y comprometido con la realidad y que nunca ha rehuido manifestarse públicamente para apoyar aquellas causas que creía justas. Su biografía señala que nació en la localidad pacense San Jorge de Alor el 12 de marzo de 1946. Que realizó sus estudios sacerdotales en el seminario de Badajoz del que luego sería formador. Fue ordenado sacerdote el 14 de junio de 1970, en Badajoz, siendo su primer destino el ser coadjutor de la parroquia de San Francisco de Sales, (Mérida); convirtiéndose en su párroco de 1977 a 1983.

El 3 de julio de 2003 fue nombrado obispo de la Diócesis de Plasencia, de donde es hijo adoptivo, dos por el Papa Juan Pablo II y recibió la ordenación episcopal el 31 de agosto siguiente cargo que ocupó hasta ser nombrado obispo de Jaén.

Cargos pastorales

Fue coadjutor de la parroquia San Francisco de Sales de Mérida de 1970 a 1974 y párroco de 1977 a 1983. Director del Secretariado Diocesano de Catequesis (1986-1997). Vicario Episcopal de Evangelización y Territorial (1986-1997).

Trabajó de Secretario General del Sínodo Pacense de 1988 a 1992 y como director del Secretariado de la Provincia Eclesiástica de Mérida-Badajoz en 1994. Fue canónigo de la Catedral de Badajoz desde 1996. Fue profesor en el Seminario y en el Centro de Estudios Teológicos desde 1986. Profesor en la Escuela Diocesana de Teología para Laicos desde 1986 y desde 1987 de Doctrina Católica y su Pedagogía en la universidad de Extremadura.

El 3 de julio de 2003 Juan Pablo II le nombra obispo de Plasencia y recibe la consagración el 31 de agosto de 2003. El 9 de abril de 2016 se hace público su nombramiento como obispo de Jaén.

Otros datos de interés

En la CEE es presidente de la Comisión Episcopal para la Evangelización, Catequesis y Catecumenado desde marzo de 2020. Además es miembro de la Comisión Permanente.

Fue el vicepresidente de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis y presidente de la Subcomisión Episcopal de Catequesis desde 2014, tras ser reelegido para este cargo desde el marzo de 2017 hasta marzo 2020. Era miembro de esta Comisión desde el año 2003. También ha formado parte de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias de 2005 a 2011.