Cardenales

D. Antonio Cañizares Llovera

Cardenal Arzobispo de Valencia

Devoto de Santa Teresa que tiene como eje de su acción la Eucaristía y la nueva evangelización

El cardenal Antonio Cañizares Llovera, Arzobispo de Valencia, nació en la localidad valenciana de Utiel el 15 de octubre de 1945. Es el tercero de los hijos de un funcionario de telégrafos y una ama de casa del municipio de Benagéber, un pueblo que quedó inundado por las aguas del pantano del mismo nombre. Ello obligó a la familia a instalarse en Utiel, donde nació D. Antonio, en el número 4 de la calle de la Trinidad, que hoy lleva su nombre.

Huérfano de padre desde los nueve años, el cardenal Antonio Cañizares perdió a su madre, y a su hermano mayor después. Hombre sencillo y muy familiar, profundamente agradecido al ejemplo de vida cristiana que vió de niño en sus padres y a la figura de quien fue su maestro en Utiel, Don José.

Cursó los estudios eclesiásticos en el Seminario diocesano de Valencia y en la Universidad Pontificia de Salamanca, en la que obtuvo el doctorado en Teología, con especialidad en Catequética. Fue ordenado sacerdote el 21 de junio de 1970.

Los primeros años de su ministerio sacerdotal los desarrolló en Valencia. Después se trasladó a Madrid donde se dedicó especialmente a la docencia. Entre 1985 y 1992 fue director del Secretariado de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe de la Conferencia Episcopal Española.

El Papa Juan Pablo II le nombró Obispo de Ávila el 6 de marzo de 1992. El 1 de febrero de 1997 tomó posesión de la diócesis de Granada. Entre enero y octubre de 1998 fue Administrador Apostólico de la diócesis de Cartagena.

El 24 de octubre de 2002 fue nombrado Arzobispo de Toledo, sede de la que tomó posesión el 15 de diciembre de ese mismo año. Como Arzobispo Primado, fue creado cardenal por el Papa Benedicto XVI en el Consistorio Ordinario Público, el primero de su Pontificado, el 24 de marzo de 2006.

El cardenal Cañizares ha sido fundador y primer Presidente de la Asociación Española de Catequetas, miembro del Equipo Europeo de Catequesis y director de la revista Teología y Catequesis. Es miembro de la Real Academia de la Historia desde el 24 de febrero de 2008. De otro lado, el cardenal es “Doctor Honoris Causa” por las Universidades Católicas de Avila, Murcia y Valencia.

El Arzobispo de Valencia sitúa siempre como centro y prioridad la Eucaristía, el anuncio de Dios vivo, "hacer nuevos cristianos" como él destaca a menudo, y tiene entre sus devociones principales a Santa Teresa de Avila, Santo Tomás de Villanueva y la Virgen del Remedio, de su Utiel natal. De alguna manera, su vida y su ministerio tienen mucho que ver con todo ello.

Su impulso apremiante a la nueva evangelización tiene fiel reflejo en la actualidad en el Sínodo diocesano convocado por él en la archidiócesis de Valencia para los años 2019-2020 con el lema “Iglesia evangelizada y evangelizadora”. Quiso iniciarlo el el 15 de octubre de 2019, fiesta de Santa Teresa.

Es precisamente la santa andariega, una de las figuras clave en la vida del arzobispo de Valencia, que también nació como ella, un 15 de octubre, y que cada año acude a celebrar en verano una misa al monasterio abulense de la Encarnación. Se encomienda a ella de continuo, para afrontar estos “tiempos recios”, en expresión de la santa abulense, muy citada por el propio Arzobispo.

También se distingue el cardenal Cañizares por una profunda preocupación social, por la promoción de la concordia y el bien común, así como por la necesaria presencia de los católicos en la vida pública.

Afable y de buen humor, incansable lector y escritor, él mismo escribe una columna semanal desde hace años en el periódico La Razón, en la que aborda cuestiones siempre de actualidad desde estas claves.

En junio de 2020 celebró los 50 años de su ordenación sacerdotal y en la misa de acción de gracias que presidió en la Catedral, concluyó con estas palabra a modo de resumen. “Han transcurrido 50 años como sacerdote y no tengo más que palabras de agradecimiento inmenso a Dios porque Él me ha llevado y conducido hasta hoy y me ha acompañado en las parroquias en las que he servido y en las diócesis en las que he estado como Obispo, desde Ávila hasta Valencia, de todos guardo un recuerdo gratísimo, de sus gentes y amistades”.

Cargos pastorales

El Papa Juan Pablo II lo nombró miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe el 10 de noviembre de 1995. El 6 de mayo de 2006, el Papa Benedicto XVI le asignó esta misma Congregación, ya como Cardenal. También como Cardenal, el Papa le nombró, el 8 de abril de 2006, miembro de la Comisión Pontificia Ecclesia Dei. También es miembro de la Congregación para los obispos.

El 9 de diciembre de 2008 fue nombrado Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.

El Cardenal Cañizares ha sido fundador y primer Presidente de la Asociación Española de Catequetas, miembro del Equipo Europeo de Catequesis y director de la revista Teología y Catequesis.

Es miembro de la Real Academia de la Historia desde el 24 de febrero de 2008.

El Papa Francisco le nombró arzobispo de Valencia el 28 de agosto de 2014 dejando así la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos de la Santa Sede.

Tomó posesión de la diócesis de Valencia el sábado 4 de octubre de 2014.

Otros datos de interés

En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Permanente en representación de la Provincia Eclesiástica de Valencia desde marzo de 2020 y miembro del Consejo de presidencia. Es, asimismo, miembro de la Comisión Episcopal para la Liturgia .

Ha sido vicepresidente de la CEE desde 2017 a 2020 y desde 2005 a 2008. También ha sido Presidente de la Subcomisión Episcopal de Universidades (1996-1999) y de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis (1999-2005); y miembro del Comité Ejecutivo (2014-2017).