Obispos diocesanos

D. Atilano Rodríguez Martínez

Obispo de Sigüenza-Guadalajara

Un pastor que no ha olvidado su pasado agrícola

Mons. Atilano Rodríguez se crio en una aldea de montaña de Asturias, llamada Trascastro, en 1946. Pese a que la vida le ha ido alejando de sus orígenes, lo cierto es que cuando tiene ocasión acude para ayudar a su hermano a recoger heno para el invierno. Una tarea que Don Atilano viene desarrollando desde su niñez, y que pone de manifiesto su carácter afable y trabajador. Anteriormente realizaba estas tareas ganaderas junto a su madre, doña Joaquina, quien falleció en 2017 a los 97 años de edad.

Pero como decimos, la vida le llevó por otros lares. Tras cursar en la escuela del pueblo asturiano, a los once años ingresó en el seminario para hacer bachiller. Luego estudiaría filosofía y teología, hasta que finalmente se ordenó en la diócesis de Oviedo en 1975.

Tras unos primeros años en las parroquias rurales, el Arzobispo de Zaragoza, Elías Yanes, le ofreció ser su secretario particular. Durante trece años, hasta 1990, sus caminos estuvieron unidos. Luego volvería a su tierra como párroco y, por sorpresa, fue nombrado obispo auxiliar de Oviedo. Siete años después se trasladaría a Ciudad Rodrigo para dirigir la diócesis y, ya en 2011, Benedicto XVI le nombró obispo de Sigüenza-Guadalajara.

Una plaza llena de contrastes, ya que se trata de una diócesis urbana y una segunda rural: “La experiencia me dice que tanto en las zonas rurales como en las urbanas las personas siguen entendiendo muy bien el lenguaje del amor y del servicio como caminos necesarios para el descubrimiento de Jesucristo y para su seguimiento”, comentaba en una entrevista.


Cargos pastorales

Los primeros años de su ministerio sacerdotal los pasó en su diócesis natal dedicado a la pastoral parroquial y a la formación de seminaristas. En el año 1977 se trasladó a Zaragoza como secretario de Mons. D. Elías Yanes Álvarez, donde estuvo hasta el año 1992, cuando retorna a su diócesis como moderador del equipo sacerdotal de la parroquia de El Buen Pastor de Gijón, cargo que ocupaba, junto al de Arcipreste, cuando fue nombrado Obispo auxiliar de Oviedo, el 5 de enero de 1996. Este mismo año, el 18 de febrero, recibió la ordenación episcopal.

El 26 de febrero de 2003 fue nombrado Obispo de Ciudad Rodrigo, sede de la que tomó posesión el 6 de abril de este mismo año. El 2 de febrero de 2011 Benedicto XI le nombró obispo de Sigüenza-Guadalajara y tomó posesión el 2 de abril del mismo año.

Otros datos de interés

En la CEE es presidente de la Comisión Episcopal para la Pastoral Social y Promoción Humana desde marzo de 2020. Es miembro de la Comisión Permanente de la CEE.

Fue presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, cargo para el que fue elegido el 14 de marzo de 2017. Era miembro de esta Comisión desde 2014.