Cardenales

D. Francisco Álvarez Martínez

Cardenal Arzobispo emérito de Toledo

Asturiano muy apegado a Toledo

Nace el 14 de julio de 1925 en Ferroñes, Oviedo. Ingresó en el Seminario de Oviedo y cursó sus estudios en el de 1943 a 1950. Se licenció en Derecho Canónico por la Universidad Pontificia de Salamanca y Comillas de 1956 a 1963.

Fue secretario del Arzobispo de Oviedo de 1950 a 1956 y Canciller del Arzobispado de Oviedo entre 1957 y 1969. Es creado y publicado cardenal de la Santa Iglesia Romana, del título de Santa María "Reina de la Paz" en Monte Verde, por Juan Pablo II, en el consistorio del 21 de febrero de 2001.

Miembro del Consejo Pontificio para los Laicos y del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos. Pertenece al Consejo de Presidencia y a la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española.

El Papa aceptó su renuncia por edad el 24 de octubre de 2002. En su condición de cardenal participó en el cónclave que eligió a Benedicto XVI.

Cargos pastorales

Fue nombrado Obispo de Tarazona en 1973 y en 1976 Obispo de calzada y Logroño hasta que en 1985 fue nombrado Obispo de Orihuela-Alicante. En 1995 Juan Pablo II le nombró Arzobispo de Toledo, donde acabaría su Ministerio Episcopal. En 2001 fue creado Cardenal de la Iglesia. Es arzobispo emérito de Toledo desde el 24 de octubre de 2002.