Obispos diocesanos

D. José Luis Retana Gozalo

Obispo de Plasencia

Un servidor de Jesús que nunca pensó llegar a obispo

La localidad abulense de Pedro Bernardo vio nacer a Mons. José Luis Retana, un 12 de marzo de 1953. Tras desarrollar la práctica totalidad de su labor pastoral en Ávila, el 9 de marzo de 2017 el Papa Francisco le nombra obispo de Plasencia.

No obstante, la noticia la conoció, tal y como revelaba en una entrevista, el 20 de febrero, cuando el por entonces Nuncio de España, Renzo Fratini, le convocó a una reunión en la Nunciatura: “Suponía que no era para felicitarme las pascuas”, admitía con humor Mons. José Luis Retana.

El miedo y el agradecimiento invadían sus sentimientos aquellos días: "Lloré en varias ocasiones, yo es que soy un poco llorón", confesaba en una conversación con Ecclesia. Y es que no se lo esperaba: “¡Por Dios, no! No nacemos ni siquiera para ser curas. Nadie es digno de este puesto. Quien desea ser obispo es mejor que no lo sea. Nunca lo he deseado”.

Pero lo cierto es que el obispo de Plasencia tenía ya una amplia experiencia administrativa y de gobierno desde que fuese ordenado sacerdote el 29 de septiembre de 1979. . En Ávila ocupaba varios puestos de responsabilidad: vicario para las instituciones de enseñanza de la diócesis de Ávila; deán de la catedral abulense; miembro del colegio de consultores y del consejo presbiteral...

Cargos pastorales

En su ministerio sacerdotal, desarrollado en la diócesis de Ávila, desempeñó, entre otros, los siguientes cargos: formador y profesor en el colegio diocesano “Asunción de Nuestra Señora” (1979-1993); rector del seminario diocesano de Ávila en Salamanca (1993-1999/2003-2012); vicario parroquial en la parroquia del Inmaculado Corazón de María en la ciudad de Ávila (1999-2003); vicario episcopal para las relaciones con las instituciones diocesanas de Enseñanza y secretaría particular del obispo (1997-2006/2012-2017); deán de la catedral de Ávila (2015-2017) y adjunto a la dirección de Patrimonio (2002-2017); director del centro de educación especial Santa Teresa de Martiherrero para enfermos psíquicos y consiliario del Movimiento Comunión y Liberación (2002-2017); párroco de San Pedro Bautista de Ávila y arcipreste del arciprestazgo de la ciudad de Ávila (2012-2017). Miembro del colegio de consultores y del consejo presbiteral (1998-2017).

También durante su ministerio sacerdotal atendió las comunidades cristianas de Albornos, Muñomer, Narros de Saldueña, Villanueva de Ávila, Aldeaseca, Tornadizos de Arévalo y Donvidas.

El 9 de marzo de 2017 se hace público su nombramiento como obispo de Plasencia. Recibió la ordenación episcopal el 24 de junio del mismo año.

Otros datos de interés

En la CEE es miembro de la Comisión Episcopal para la Educación y Cultura desde marzo de 2020. Fue miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis desde noviembre de 2017.