Santoral

La Presentación de la Virgen, Puerta del nacimiento del Mesías

En Oriente se celebra desde el siglo VI. Miguel Comeno, Emperador, da cuenta en sus escritos de esta fiesta y su vivencia tan especial

Ya resalta San Pablo que nos exhorta a presentarnos como hostia viva, santa y agradable a Dios porque este es nuestro culto razonable que el agrada a Dios, sin dejarnos transformar por al renovación de la mente para discernir lo que es voluntad de Dios y lo que le agrada. Precisamente hoy conmemoramos la Presentación de la Virgen en el Templo.

En el Protoevangelio de Santiago se cuenta cómo Joaquín y Ana llevaron a su Niña María al Templo y la dejan allí durante un pequeño espacio de tiempo junto con otras niñas. De esta manera los rabinos les enseñarían todo lo que han de aprender de Yavé para ser sus servidoras y obrar conforme a su voluntad. Si nos remontamos a los orígenes de esta celebración hay que ir al año 543 cuando en Jerusalén se levantó una Basílica bajo el título de Santa María La Nueva.

El santoral de hoy, sábado 21 de noviembre

En Oriente se celebra desde el siglo VI. Miguel Comeno, Emperador, da cuenta en sus escritos de esta fiesta y su vivencia tan especial. El Papa Gregorio XI tuvo noticias de que Grecias y el cristianismo oriental celebraban con devoción esta festividad. Tales fueron las noticias que le llevó que4 quedó impresionado. Entonces decidió ponerla en Avignón hasta que Sixto V, no solo la aprobó, sino que la introdujo para ser vivida en toda la cristiandad.

Así se presenta en el Templo de Jerusalén, movida por el Espíritu Santo, de cuya gracia estaba llena desde el primer instante de su Inmaculada Concepción. Este día admirable para todos los creyentes nos recuerda la cantidad de dones con que el Altísimo llenó a María. Una celebración que se sitúa después de vivir el 8 de septiembre su Natividad y que ambienta para profundizar en breve en el Nacimiento del Mesías.