Más directos

Los peligros de las smart tv

Su conexión a Internet nos expone a ciertos riesgos que podemos evitar siguiendo unos sencillos pasos

Audio

 

Javier Attard

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:50

Cada vez son más los españoles que tienen en su salón una de las llamadas smart tv. Se trata de los modelos más avanzados de los televisores, con conexión a Internet, y que permiten el acceso a aplicaciones. Un artículo que ha sido de los más vendidos durante el Black Friday, no solo en nuestro país, sino a nivel mundial. Tanto es así que el FBI se ha visto obligado a lanzar una advertencia* sobre los peligros a los que podemos vernos expuestos con su uso.

El abanico de posibilidades que ofrece un televisor inteligente es muy amplio. Desde navegar por Internet, pasando por ver tu serie favorita en una de las aplicaciones de contenidos a la carta, hasta preguntarle a su asistente qué tiempo hace. Una serie de características que, en determinados casos, nos pueden colocar en una situación vulnerable ante los piratas informáticos.

Como explica a COPE Ruth García, técnico de ciberseguridad del área de ciudadanos del INCIBE (Instituto Nacional de Ciberseguridad), “da igual que sea una smart tv, un móvil o una tablet, hay ciertos riesgos de los que el usuario tiene que ser consciente”. Entre ellos los virus informáticos, el acceso a nuestra red, el robo de datos o el ciberespionaje a partir de la cámara o el micrófono (un accesorio cada vez más incorporado).

Por ello, desde el INCIBE nos recomiendan una serie de pautas que podemos seguir para minimizar los riesgo:

Actualizar el sistema operativo. “Corrigen posibles fallos de seguridad. El usuario no debe posponer su actualización periódica siempre que lo ofrezca el fabricante”, explica Ruth García.

Utilizar una contraseña segura para la conexión a Internet. Como explica la técnico en ciberseguridad, los hackers “intentan conectarse a nuestro red por estos mecanismos”. Recomienda, por tanto, “cambiar la contraseña que existe por defecto”.

Instalar un antivirus. “Ya existen algunos que son específicos para las smart tv”, cuenta García, que recomienda también contactar con el soporte técnico porque es posible que la propia smart tv traiga integrada una herramienta de seguridad.

Descargar solo aplicaciones de confianza. “Hay muchas pero no siempre son legítimas”, explica, “con el tiempo se descubre que pedían permisos para realizar otras funciones”. Debemos ser cautos y leer bien tanto las opiniones de otros usuarios como la letra pequeña.

Desactivar la cámara y el micrófono cuando no las vayamos a utilizar. “Si no hacemos uso de estos accesorios, lo mejor es desactivarlos. Si se hace un uso puntual, lo mejor es taparlos”. Se puede hacer, en el caso de la cámara, con una pegatina o un accesorio especial. “Previene que si alguien toma el control de la smart tv, por lo menos no pueda tomar imágenes”.

Internet de las cosas

Las televisiones inteligentes están muy extendidas, no tanto así el resto de electrodomésticos, pero es muy importante que nos informemos antes de comprar un producto de este tipo. “Si lo revisamos antes, vamos a estar más seguros y saber a qué peligros nos enfrentamos”, advierte Ruth García.

La clave reside, según la experta en ciberseguridad, en mentalizarnos “aunque sea muy poco a poco” de que nos proporcionan ventajas, pero “el hecho de que estén conectados trae implícitos una serie de riesgos”. Lo importante es analizar antes de comprar.

 


 

 


Lo más