COPE

Herraiz: "Acostumbrados a los abucheos, normal que al Gobierno le sorprenda el recibimiento a Juan Carlos I"

Repasa Antonio Herraiz la visita del Rey Juan Carlos a Sanxenxo y cómo ha sorprendido su recibimiento al Gobierno

Antonio Herraiz

Antonio Herraiz

La Mañana de Fin de Semana

Tiempo de lectura: 7'Actualizado 09:27

Audio

Repasa Antonio Herraiz la visita del Rey Juan Carlos a Sanxenxo y cómo ha sorprendido su recibimiento al Gobierno

Muy buenos días. Sigues en La Mañana del Fin de Semana de COPE. Sábado de mucho calor en toda España, en el que las temperaturas van a superar en muchos puntos a las del viernes. Serán de récord para un mes de mayo en capitales como Jaén o incluso Madrid, pero hay que decir que eso cambia. A partir de mañana vamos a tener un pequeño respiro, con temperaturas altas todavía, pero no tan calurosas como las que se han registrado esta semana. Atentos a los 40 de máxima que llegarán hoy en Sevilla, a los 39 de Ciudad Real, e incluso los registros del norte, como los 37 de Lérida o los 36 de Pamplona.


El Rey Juan Carlos I en Sanxenxo

Por motivos que no hace falta explicar, también nos ocupamos del tiempo en Sanxenxo, en Pontevedra. Allí van a disfrutar de temperaturas muy agradables, con 25 de máxima y con nubosidad de evolución que podría dejar precipitaciones a última hora de la tarde.

Este es el tiempo que va a disfrutar el Rey Juan Carlos y todos los que vayan a acompañarle a lo largo de este sábado en Sanxenxo, donde la acogida no ha podido ser más unánime.

ctv-e8b-cee1b5fd41b361135f46c9f08e014682dbbf02e0w



Este es parte del recibimiento, con gritos de “Viva el Rey” y “Viva España” que decenas de personas le dieron a don Juan Carlos en el Club Náutico de Sanxenxo. Hoy ha pasado su segunda noche hospedado en la casa de su amigo Pedro Campos con una normalidad que está escociendo a todos los que cuestionan esta visita. ¿Ah? ¿Pero es que el emérito desayuna, come y cena? Está tardando algún miembro del Gobierno en hacerse esa pregunta.

De momento, en su primera jornada de regatas prefirió no subirse al Bribón 500. En realidad, se subió, se fotografió, pero no navegó en este velero, que es el último de una saga que comenzó en 1973. El emérito siguió la regata desde una motora auxiliar que partió junto al Bribón 500.

Que el recibimiento fue por todo lo alto, lo confirman los sonidos y las imágenes. Pero hay que precisar una cuestión. Al margen de todo lo que organizó el Real Club Náutico de Sansenxo, que preside uno de sus íntimos amigos y anfitrión en este regreso a España de don Juan Carlos, también hubo una acogida espontánea. Primero la de los propios vecinos. Luego la de decenas de personas que han decidido ir a esta localidad de Pontevedra a recibir al emérito y otros que, les ha pillado de vacaciones y acudían a apoyarle.


  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Las dos visiones del Gobierno ante la visita del Rey Juan Carlos I

Estuvo la parte organizada por el náutico, sí, y también la parte improvisada por todos aquellos que acudieron a dar su apoyo al Rey. Y, claro, sin necesidad de autobuses, ni de bocadillos gratis como hacen los partidos para llenar los mítines. Esto en la calle; en los despachos y en el entorno de la política, la reacción es muy variada. Desde el Gobierno, hay dos visiones muy diferenciadas, como en la mayor parte de los temas.

Está ese ala que se presenta como más moderada, pero que, en realidad, en este asunto no deja de presentar un equidistante cinismo para no decir lo que realmente piensan. Y los que se atreven a hacerlo pues aprovechan la intimidad de las redes sociales para lanzar bromitas como la ex vicepresidenta Carmen Calvo que hacía un juego de palabras con el calor de estos días y el bochorno que le parece a ella la vuelta del rey de España, a España, dos años después, y el caluroso recibimiento en Sanxenxo. Esto en las redes. ¿En público? Pues la consigna, el manual, pasa por repetir el mismo mensaje. Que es una visita privada, personal. Lo volvía a decir la portavoz del Gobierno Isabel Rodríguez.


Y luego está el ala más radical del Gobierno que exige de forma muy digna que el rey Juan Carlos tiene que dar explicaciones. El emérito ahora mismo no tiene ninguna causa pendiente, no está procesado por ninguna causa, aunque intenten mezclar y embarrar todo el campo. Es ante Hacienda o ante la justicia cuando las ha dado o ha regularizado su situación.

Se da la eterna contradicción política, que todos los que piden explicaciones nunca las dan. ¿Qué es lo que tenía que haber hecho ayer? ¿Ponerse frente al photocall del club náutico y dar una rueda de prensa sin límite de preguntas? El escarnio sobre el escarnio, como si Sánchez lo hiciera a diario. La pena pública la arrastra ya teniendo que vivir fuera de España, fuera de su casa, alejado de los suyos, y todo con el impulso de este Gobierno. Es lo mismo que reclamar que se revise la inviolabilidad del rey, pero callar cuando les piden que por qué no se levantan también los aforamientos de los miembros del Ejecutivo.


Aquí hay una cuestión muy clara, a parte de dejar patente que el rey está en su derecho de venir a España cuantas veces quiera. De hecho, tiene previsto volver en menos de un mes para participar de nuevo en otra tanda de regatas en Sanxenxo. Lo que pretende una parte de la izquierda es cuestionar permanentemente la monarquía y todo lo que ellos llaman régimen del 78. El 15M se ha deshecho 10 años después, no han conseguido asaltar los cielos como pretendía Pablo Iglesias y el objetivo es la Monarquía. Y en don Juan Carlos han encontrado un filón, pero la presa que quieren es la de Felipe VI y en cuanto tengan la más mínima oportunidad irán a por él.

Vídeo




El lunes el rey recibe a su padre en Zarzuela. Es una visita que no está incluida en la agenda oficial. A esta hora no sabemos ni siquiera si habrá foto. Y aunque todos nos gustaría saber qué es lo que hablan, qué es lo que se dice el uno al otro, tengan por seguro que nos vamos a quedar con las ganas.


Un Gobierno acostumbrado a pitos y abucheos

Por cierto, como te viene contando COPE, en el Gobierno ha sorprendido el caluroso recibimiento que ha tenido el rey Juan Carlos. Esto es normal. Ellos están más acostumbrados a los pitos y a los abucheos. Se vio hace una semana en la feria internacional del vino de Ciudad Real. El presidente fue recibido con una gran pitada. La misma situación se repitió ayer en la escuela nacional de policía de Ávila. El destinatario: el ministro del interior Grande Marlaska.


Los organizadores estuvieron hábiles subiendo pronto el himno de España para que no se escucharan los pitos. Fue la respuesta después de que el presidente llamara Piolines a policías y guardias civiles.

Volviendo a Sansenxo, la competición de las regatas finaliza mañana domingo. En la primera jornada, en las dos primera mangas, en la categoría de clásicos vencía el Bribón. Y la pregunta es si hoy sábado, ese velero lo va a poder capitanear el rey Juan Carlos.

¿Cómo hemos visto al rey? Emocionado en todo momento, camina con dificultad y se apoya en un bastón que le ayuda a desplazarse.

Bueno, pues en un ratito estaremos en Sanxenxo, donde todos los hoteles están llenos, donde es difícil encontrar una mesa libre para comer o cenar, y donde los vecinos están encantados porque sirve para revitalizar una comarca de Galicia que forma parte ya de la propia historia de la monarquía con el regreso de Juan Carlos casi dos años después de su salida forzada a Abu Dabi.


Congreso regional del PP de Madrid

Por lo demás, hoy se clausura el congreso regional del PP de Madrid en el que sale como presidenta del partido Isabel Díaz Ayuso. En circunstancias normales, una elección por aclamación, con el 99% de los votos, sin ninguna disputa directa entre dos rivales directos, habría pasado inadvertido. Pero este tiene el condimento necesario para que nos detengamos.

Un congreso regional que fue el principal motivo de disputa entre Ayuso y Casado y que finalmente terminó llevándose por delante al entonces presidente nacional del PP. Esa disputa fratricida ha estado presente en esta cita. Primero en los discursos.

La política es así, y cuando estás en el poder tienes más herramientas para la pelea que cuando no lo estás. Y eso es lo que no calibraron bien ni Pablo Casado ni Teodoro García Egea. No midieron bien sus fuerzas, quisieron imponer a Ayuso, se revolvió y entre los dos cavaron su propia tumba política.

Al margen de las rencillas que todavía quedan, hay una cuestión evidente. La salida de Casado y la llegada de Núñez Feijoo han servido para apagar el ruido interno y para pegar un impulso en las encuestas que reconoce incluso el CIS de Tezanos.


Elecciones andaluzas

Ahora hay que ver lo que pasa en Andalucía. La cuenta atrás se ha activado. Queda menos de un mes para las autonómicas de una de las comunidades con más peso político. Y hay novedades. Es requisito imprescindible para ser candidato estar empadronado en esta comunidad. La candidata de Vox, Macarena Olona, que no vive en ningún lugar de Andalucía se empadronó en el domicilio de un dirigente de Vox con casa en Salobreña, en Granada. En condiciones normales, no hay problema. Eso lo saben bien muchos alcaldes de pueblos pequeños y no tan pequeños. Que cuando van a llegar las elecciones comprueban, o incluso impulsan, movimientos en el padrón de gente que se empadrona con algún objetivo. Y no siempre limpio.

En este caso, Macarena Olona se empadronó en Salobreña para cumplir ese requisito que marca la legislación en Andalucía para ser candidato autonómico. Una vez que la noticia se difundió, las presiones se redoblaron contra el equipo de gobierno de esta localidad granadina, en manos del PSOE.

Cuando se conoció ese trámite, la semana pasada, la alcaldesa de Salobreña defendió que era legal. Que reunía los requisitos administrativos. Fue el propietario el que con su firma certificó que la diputada residía en su casa. Ahora, debido a la presión política de los suyos, el Ayuntamiento de Salobreña ha decidido anular este empadronamiento. ¿Argumentos? Que la policía local ha comprobado que Olona no vive en la vivienda en la que se ha empadronado.

¿Va a poder ser la candidata? Pues ahora mismo está en suspenso, porque se anuncian recursos que tiene que resolver al Junta Electoral y puede que no lleguen a tiempo. En todo caso. Se ha visto que el candidato no es lo más importante. Y, si no, que se lo digan a Mañueco en Castilla y León, que comprobó cómo un candidato completamente desconocido de Vox consiguió 13 diputados dando la vuelta a todas las encuestas.

Además, aunque sean legislaciones diferentes, con condicionamientos distintos, de diputados y senadores cuneros, paracaidistas saben todos los partidos.

Noticias relacionadas:

Así fue el primer viaje del Rey Juan Carlos a España con diez años de edad: lágrimas, orden y frialdad

Almeida estará en el comité de dirección del PP de Ayuso: "Fuimos dos listas pero hoy somos un mismo equipo"



Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar