El diseñador Marcio Lopes: "El mundo es un caos y quiero ordenarlo"

De la firma Marlo Studio, ha presentado su nueva colección 'Zero Point' después de trabajar en Vogue Italia y tras ser premiado por Balenciaga y Zara 

El diseñador Marcio Lopes posa entre modelos

El diseñador Marcio Lopes posa entre modelos Instagram Marlo Studio

Marcelino Abad
@AbadMarce92

Redactor de cope.es

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:25

El mundo es un caos y Marcio Lopes está dispuesto a ordenarlo. Aunque acaba de emanciparse del Instituto Europeo de Diseño (IED), ya ha montado su firma, Marlo Studio, que ha impulsado junto al diseñador gráfico Zsolt Nagyváti.

Este tándem cósmico ha presentado este jueves su nueva colección 'Zero Point' en el orbit de Núñez de Balboa, en medio de un ecosistema marcado por los flashes futuristas y con la mirada puesta en la sostenibilidad de los diseños. Antes del desfile, COPE Cool habla con Lopes entre bambalinas, en su compromiso por dar a conocer a diseñadores emergentes.



P (pregunta): ¿Cómo nace Marlo Studio?

R (respuesta): Marlo Studio nació en el proyecto final del IED Madrid, que lo terminé en julio del año pasado. Al principio iba a crear una colección, pero al final creé la marca.

P: He leído que se define como "un brasileño que, de una familia muy humilde de Goiânia, tuvo con gran esfuerzo y tesón que demostrar a todos que querer es poder". ¿Con qué soñaba Marcio cuando era niño?

R: Me vine de Brasil hace 14 años con la intención de estudiar. Empecé a estudiar peluquería, luego maquillaje, luego hice un curso de confección y moda hasta llegar al diseño.

Ha sido difícil porque mi familia esá allí. Mi madre es la persona a la que más echo de menos, pero por lo menos la veo una vez al año. En vacaciones me quedo un mes allí y vuelvo.

Siempre he querido ser diseñador. De pequeñito, como mi abuela hacía ropa, yo estaba siempre pendiente de lo que estaba haciendo y si me ponía a dibujar, me salían vestidos de princesa. Durante un tiempo me olvidé, cuando estudiaba peluquería, pero al final volví a este camino.

P: Háblanos un poco de su experiencia profesional. Ha trabajado como estilista en la revista Vogue Italia y ha recibido varios premios, como el mejor prototipo y diseño por Balenciaga o mejor proyecto sostenible por Zara.

R: Mientras estudiaba la carrera empecé a hacer estilismos y empecé a trabajar con fotógrafos y estilistas. Y así hasta llegar aquí.

P: ¿Qué vamos a ver en la colección que presenta? 

R: Esta colección se llama 'Zero Point'. Representa tres fases: la saturación de todo, de colores, estampados, texturas; la segunda fase, que es cuando los colores se vuelven negros; y la del final, que es cuando se vuelve todo blanco. Hay como una transición.

Lo que quiero reflejar es que ahora mismo vivimos en un caos y poco a poco estamos acostumbrados a ordenar el caos, a darle forma. Hoy en día nos ponemos una camiseta amarilla, un pantalón azul y podemos jugar con eso y queda bien. Lo que hago es ordenar el caos. Quiero contar que durante el caos todo es muy intenso, pero después siempre vuelve la tranquilidad. Tenemos que aprender a organizarnos dentro del caos y a sacar provecho.

En los diseños a mí me gusta poner un toque de futurismo, pero de futurismo real, como mi visión del futuro.



P: He leído una entrevista en la que dice que "la sostenibilidad es mucho más que reciclar y reutilizar materiales resistentes. El diseño de calidad con durabilidad es muy importante. Tan importante como reciclar es frenar el consumo del 'fast fashion'".

R: Sí, me gusta trabajar con tejidos que tengan durabilidad, acabados perfectos, patronaje perfecto porque hoy en día con el 'fast fashion' -moda desechable de bajo costo- nada se cuida. Queremos volver al pasado y darle a una prenda durabilidad para que la tengas en tu armario mucho tiempo. Uno de los pilares de la sostenibilidad es frenar eso para reducir, también, la producción de basura.

P: ¿Es posible que las prendas de temporada sean duraderas desde el punto de vista estético?

R: Para nosotros, cada diseño es un personaje. Las prendas que hacemos las puedes llevar hoy o mañana, mezclamos colores con negro, es atemporal.

P: ¿A quién le gustaría vestir?

R: A Rihanna. Si un día se pone algo mío, me podré morir en paz.

P: Dice que "hoy es el futuro de ayer". ¿Cómo le gustaría que fuera el futuro de su marca?

R: A mi me gustaría que fluyese, lo que busco, más que compradores, es hacer comunidad. Llegar a un grupo de personas que entiendan la marca, que crean en nuestra filosofía, como si fuéramos una gran familia, y en la que puedan ser ellos mismos.



En directo2